EL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL.

Siempre en un divorcio o separación conyugal quienes más sufren resultan ser los hijos y más aún cuando son pequeños. En muchos casos los niños  viven con emociones y sentimientos...

images (4)

Siempre en un divorcio o separación conyugal quienes más sufren resultan ser los hijos y más aún cuando son pequeños.

En muchos casos los niños  viven con emociones y sentimientos divididos y más aún cuando tienen que lidiar con comentarios que los atormentan; los pequeños siempre desean ver a sus papás en armonía y en el amor, sin embargo esto no siempre se puede y entonces llega la ruptura, la dolorosa separación; quizá un fin de semana con papá no sea suficiente para los hijos, quizá una vez al mes sea desgarrador, no conocer a alguno de los padres, siempre deja una gran herida en el alma.

El día de hoy les traemos el especial de psicología “Síndrome de Alienación Parental”, en el que la psicoterapeuta Betzabé Vancini Romero nos explica de qué se trata este comportamiento que siempre a quien más daña es a sus pequeños. ¡Atención!

Muchas veces las relaciones de pareja fracasan y suelen tener como principales víctimas de este fracaso a los hijos. Una separación siempre supone que el niño tendrá que dividir su tiempo entre ambos padres y tendrá que enfrentar todo un reto para adaptarse a esta nueva realidad.

El Síndrome de Alienación Parental (SAP) es frecuente cuando el niño es obligado a elegir sus lealtades. Es decir, que ante la separación, la madre o el padre, quedan tan dolidos que hablan mal del otro y tratan de hacer que el niño escoja a “quién quiere más” o a quién debe querer según la lealtad que sienta hacia el padre o la madre.

El padre o madre que fomenta el SAP usa frecuentemente estas frases:
– “Nunca ha dado un peso para mantenerte”.

  • “Pídeselo, pero ya ves que nunca te compra nada o no tiene dinero para ti.”
  • “Nos abandonó a ambos, también te dejó a ti para irse con sus nuevos hijos.”
  • “Ya ves cómo es de tonta tu mamá.”
  • “Si yo no hago las cosas por ti tu padre/madre no las hace, no le importas.”
  • “¿No te ha llamado? Ves, ya se olvidó de ti.”
  • “Tu mamá está loca, esa nueva pareja no la va a aguantar como yo.”

¿Cuál es la intención de un padre o madre que fomenta el Síndrome de Alienación Parental?

Es simple, la intención es que el niño deje de querer al padre o madre y se mantenga leal al padre con quien vive. No obstante, el niño se encontrará siempre dividido en su amor por ambos padres y esto le causará una serie de problemas para relacionarse con ellos. Principalmente, se sentirá culpable por amar al padre o madre del que le han hablado mal. Esto DESTRUYE al niño y su confianza en sí mismo y en el mundo.

Durante la infancia necesitamos figuras parentales firmes y constantes. No importa que la paternidad o maternidad no sea perfecta, debe ser algo con lo que el niño sabe que cuenta. Incluso frente a una separación, el niño -o los niños- deben saber que son amados con ambos padres y que, pese al cambio en la cotidianidad, pueden seguir contando con ellos para brindarles un entorno seguro.

Los niños que viven el SAP suelen tener algunos de estos signos:
1. Bajo rendimiento escolar o dificultad para concentrarse.
2. Ansiedad que se manifiesta al morderse los dedos, las uñas, o rascarse hasta sangrar.
3. Dificultades para conciliar el sueño o pesadillas.
4. Cuestionan frecuentemente “¿por qué me dices esto de mi papá?”
5. Se vuelven callados y muy reservados en casa. Ya no quieren comentar las cosas que les pasan.
6. Se vuelven víctimas de bullying en la escuela o adoptan actitudes sumisas con sus amigos.

images (3)

Es importante destacar que el SAP no es una venganza contra la ex pareja, pues más el daño se le hace directamente a los hijos. Incluso puede ser considerado maltrato psicológico grave y hasta terrorismo. No importa por qué haya terminado la relación de pareja, el SAP es la peor opción para destruir a los hijos en el proceso.

Es importante que ante una separación, se le dote a los niños de garantías para un desarrollo integral y sano tanto en lo físico como en lo afectivo. Lo ideal ante una separación es asistir a un proceso psicoterapéutico que ayude a que el proceso sea lo menos dañino posible para todos los miembros de la familia.

Categorias
ESPECIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com