RECOMIENDA IMSS LECHE MATERNA POR LOS BENEFICIOS QUE BRINDA.

*Los primeros dos días de lactancia recibe mayor protección inmunológica: calostro Después de los primeros veinte minutos del alumbramiento, es importante que la mamá inicie la lactancia del pequeño,...

*Los primeros dos días de lactancia recibe mayor protección inmunológica: calostro

Después de los primeros veinte minutos del alumbramiento, es importante que la mamá inicie la lactancia del pequeño, quien al succionar los pezones, estimulará en el cerebro materno la producción de hormonas encargadas de generar la leche.

El doctor Arturo Hernández, coordinador auxiliar de Prevención y Atención a la Salud, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guanajuato, dijo que la lactancia materna reduce las infecciones gastrointestinales y de vías respiratorias.

En los bebés que durante los primeros cuatro a seis meses de vida son alimentados con leche materna disminuye hasta en cincuenta por ciento el riesgo de sufrir infecciones gastrointestinales y respiratorias. A través de ese alimento los recién nacidos reciben durante los primeros dos días el calostro, que contiene la mayor concentración de hemoglobulina, y esto “se considera como la primera vacuna” porque le aporta un gran número de defensas.

Otra ventaja es que esta leche es de fácil digestión, y el calostro con cierto efecto laxante ayuda a que sea más rápida la expulsión del meconio, que se identifica en las primeras evacuaciones verdes y duras del bebé. Al eliminarse disminuye la reabsorción de la bilis que está contenida en él, de lo contrario, los niños podrían presentar ictericia -una pigmentación de color amarillo-.

Explicó que la madre produce la leche especial que su bebé necesita, y ejemplificó: “si un bebé es prematuro su mamá va a crear la leche para las características propias del niño, y ello le permitirá desarrollarse física y psicológicamente en forma normal”, además el vínculo emocional que se establece entre madre e hijo los unirá durante toda la vida.

Señaló que la leche materna se debe dar a libre demanda y de preferencia de 10 a 15 minutos por cada seno; en los primeros días el número de tomas es más frecuente, hasta ocho a diez veces por día, pero conforme crece y se estimula más la producción de leche, se van espaciando las tetadas. Sin embargo es importante no dejar pasar más de dos horas y media entre una toma y otra, ya que pudiera registrarse baja en sus niveles de azúcar en sangre.

Es importante, añadió, evitar que el bebé duerma más de tres horas seguidas, es necesario despertarlo y lactarlo, pues entre más horas pase sin alimentarse, mayor es el riesgo de reducir su glucosa, lo cual puede provocarle somnolencia, letargo y falta de energía para succionar y alimentarse. En casos extremos pueden presentarse crisis convulsivas.

Sugirió a las madres evitar el uso de leches industrializadas, también conocidas como de fórmula, pues además de no proporcionar las defensas que requiere el bebé, tampoco gasta la misma energía que al succionar el pezón.

“Pues con el biberón fluye libremente la leche y no se esfuerza; se hace flojo” y después ya no querrá la leche de mamá, por ello debe evitarse complementar la lactancia durante los primeros seis meses de vida.

Otra desventaja de la leche industrializada, es que al manipularse los biberones, el chupón, y otros recipientes, aumenta el riesgo de infecciones en el niño, y su alta concentración le provoca estreñimiento.

Categorias
BOLETIN DE PRENSA

Licenciada en Comunicación Organizacional egresada de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Con 20 años de experiencia de trabajo en medios de comunicación Docente universitaria
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com