B i ó s f e r a ( Kuxtal / Yolistli )

Guillermo Alejandro Ramírez Carmona

MEDIDAS CONCRETAS PARA MEJORAR LA ALIMENTACIÓN

(Continuación)

Mijmé

Nga tjo ts´ien nijmé,

xiconi tsa kjifí nixtjíná,

inimána xi titjó, xi kjamaxcha,

kuí xi nda, kuí xi nño,

El maíz

Cuando brota el embrión del maíz,

siento que se prolongan nuestros días,

es nuestro corazón que germina y crece,

es el pozol, es la tortilla,

es el mundo, es la vida.

Juan Gregorio Regino

(poeta mazateco)

 

En la alimentación de nuestro pueblo, la cultura del maíz tiene un profundo significado, porque es parte de la identidad nacional, es elemento principal, en cientos de preparaciones culinarias y otros usos. Además de ser el centro de origen del cultivo, México es el país del mundo donde se consume más maíz como alimento. Sin embargo, la globalización ha traído consecuencias adversas en los hábitos alimentarios, como veremos a continuación.

Sobre la alimentación hay mucho qué expresar por lo que con la venia del lector continuaré, pero antes mencionaré algunas circunstancias que vive la población de Estados Unidos (EU) (Información de la década de1960), el país más rico del mundo:

– Padece los efectos de una alimentación defectuosa.

– Ingiere alimentos excesivamente desvitalizados, innaturales y poco saludables.

– De cada tres casos de dolencia de la vesícula biliar hay más de uno que puede curarse sin necesidad de apelar a la cirugía, según la Minnesota State Medical Asociation.

– El Dr. E. Vincent Coundry, del City of Hope Medical Center, afirmó que reduciendo la ingestión de calorías disminuye también el cáncer.

– “Nuestros agotados adolescentes” es el título de un artículo dramático que apareció en el Reader’s Digest en el año de1955 (Selecciones en español), trata de la deficiente alimentación de los adolescentes que no han llegado a los veinte años, fenómeno que tiene proporciones nacionales en EU. Se están nutriendo de las míseras calorías “para matar el hambre”, consistente en un emparedado, una bolsita de papas fritas, una barra de caramelo, un paquete de palomitas de maíz, etc., etc., con lo cual no dejan sitio para una alimentación sana y nutritiva.

Hay mucho más que decir sobre la alimentación de ese país y de otros que pertenecen a las “naciones avanzadas”; pero se trata de nuestros problemas que como se expresó arriba, también andamos en ese camino con la desgracia que ya le ganamos a EU el puesto del país con el mayor porcentaje de personas obesas en el mundo.

Los comercios de cualquier tipo que expenden alimentos muestran en su estantería una variedad de productos enlatados o empacados en bolsas y de diversos precios y calidad que incluyen pescados, mariscos, atoles, sopas, leches y otros, olvidando que en primer lugar podemos alimentarnos con vegetales, porque existe la necesidad de variar la dieta.

En materia de latería de pescados existe la circunstancia que no hay la certeza en que si es verdaderamente pescado lo que ofrecen o son productos elaborados con soya. Por lo pronto es un engaño de los productores, pero “primero está la panza”. Se alega que con la explotación de los bancos pesqueros, que cada vez es mayor, esos recursos naturales se están agotando.

Volvamos al maíz. En el año 2003 se publicó el libro Sin maíz no hay país; en éste se describen una gran serie de hechos que demuestran la importancia de este grano para una alimentación adecuada.

El maíz ha sido ignorado como elemento central de las culturas indígenas, rurales y urbanas de nuestro país, menospreciando su valor alimenticio y discriminado con relación a sus poderes curativos.

Cuando por la influencia de la mercadotecnia preferimos comer otros alimentos (díganse perros calientes, hamburguesas, etc.), estamos haciendo de lado nuestra cultura, una manera que nos distingue de otros pueblos y una característica de nuestra identidad, la vinculación con los que componen la familia y sus prácticas religiosas, sociales, económicas y políticas.

Para finalizar se sabe que una cuarta parte de lo que se vende en un supermercado moderno contiene derivados del maíz. Como ejemplo de frituras o botanas se tienen los doritos, rancheritos, fritos, etc., con el riesgo de ingerir maíz transgénico; como cereales, las hojuelas de maíz (corn flakes), maíz inflado (corn pops), los talcos para bebé y algunos aceites de cocina entre otros.

Sin exaltar su valor, sin arrogancia, reconozcamos al maíz en toda su plenitud.

Categorias
BIÓSFERAEDITORIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com