En La Pluma De Tomás

Por Tomás Gutiérrez

LOS TEMBLORES Y LOS PARTIDOS POLITICOS.

Al igual que en Sismo del 19 de septiembre de 1985, la Sociedad Civil rebasó la actuación del gobierno y de los partidos políticos.

Se calcula que sanar las heridas de los terremotos del 7 y 9 de septiembre, respectivamente, costarían cerca de 37 mil millones de pesos, y de ese presupuesto destinar 10 mil millones de pesos para reparar y reconstruir viviendas.

En contra parte, los partidos políticos, presionados por la misma sociedad a través de redes sociales, se quedaron desfasados con todo y sus dirigentes quedando en ridículo al decir que no se podía regresar dinero porque era contra la ley, y peor aún, cuando ya dijeron que sí se podía, se atrevieron a decir que iban a «donar».

Poseen tantos recursos que hasta el representante de uno de los partidos se dio el lujo de anunciar que renunciarían a 258 millones de pesos que le tocarían este año.

“Sus hermanitos”, también reciben cantidades millonarias, derivado de la misma ciudadanía y el pago de impuestos, así que no señores, no era ningún donativo, era simplemente regresar dinero que sale del pueblo, mismo pueblo que ahora tiene necesidades más apremiantes y urgentes que la de atender partidos políticos.

Porque aún en este momento, hay compatriotas que duermen en la calle, porque se han quedado sin casa; que no tienen trabajo, y lo más terrible: que perdieron a sus familiares dentro de los más 330 fallecidos.

Por supuesto, entre las víctimas a 19 niños de una derrumbada escuela primaria, noticia que enluto al mundo entero.

Hoy la tragedia, nos enluta a todos, menos a las pujantes finanzas de los partidos políticos.

Los temblores registrados en la ciudad de México, Oaxaca, Morelos, Puebla y Chiapas, urgen un nuevo orden en las finanzas públicas: más apoyo a las familias de escasos recursos y menos presupuesto para los partidos políticos, que aún sin estar en tiempos electorales, mantienen su cordón umbilical unido a los presupuestos públicos.

Los ciudadanos, sin convocatoria, en sillas de ruedas o en muletas, en bicicleta, a pie, en motocicletas o en sus vehículos particulares, se arrojaron al desinteresado auxilio de sus hermanos en desgracia.

Amas de casa, obreros y transeúntes anónimos, a mano limpia, día y noche, levantan los escombros en búsqueda de sobrevivientes.

Nunca olvidemos esta etapa de México y los mexicanos, es un parte aguas histórico que debe unirnos siempre, porque no merecemos el México que hoy vemos, pero la población si merece la satisfacción de haber demostrado que unidos se puede hacer colapsar a los gobernantes, a dirigentes o partidos que durante y después del reciente sismo no se comprometieron.

Queda en la voluntad de los ciudadanos, de esta nueva generación votante, analizar y tomar las decisiones correctas.

 

Categorias
EDITORIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

  • LA REFINERA.

      ARRECIA DELINCUENCIA.- Y cuando parece que en delincuencia se ha visto todo en Salamanca, los hechos delictivos dicen lo contrario, como fue el caso de esta semana, la...
  • Biósfera (Kuxtal Yolistli)

    ¿Cómo está la participación ciudadana en el país? (parte1 de 3) Por: Manuel De la Torre Rivera Consejo Ecologista Guanajuatense A.C. organiza consulta ciudadana para protección del Cerro de...
  • Palabras MÁS…PALABRAS Menos

    TODOS SOMOS ACTORES, Y DIOS ES EL DIRECTOR. Por: Iván Juárez Popoca Guerrero Nos movemos de un lado a otro con cierta desesperación porque no nos conocemos a nosotros...
  • LA CHACHALACA

            Mis compas, otra vez no hay buen dominguito ni nada por el estilo… la ciudad sigue siendo zona de guerra y es una tristeza que cada día...
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com