PROHÍBEN ACTUAR A RESCATISTAS SALMANTINOS EN EL CASO DE NIÑO QUE CAYÓ A POZO EN VILLAGRÁN

A cinco días de que el pequeño Héctor cayera a un pozo de gran profundidad en la comunidad de Suchitlán en Villagrán

nino-pozo-1

A cinco días de que el pequeño Héctor cayera a un pozo de gran profundidad en la comunidad de Suchitlán en Villagrán, sus papás y familiares están desesperados.

El Municipio de Villagrán no ha respondido ante esta emergencia, desde el día del accidente a la fecha, ha limitado su ayuda a la familia.

HECHOS

El jueves alrededor de las tres de la tarde, Héctor de tan sólo dos años y medio, acompañó a sus familiares a “conejear” es decir, a atrapar conejos en algunos cultivos ubicados entre Suchitlán y la colonia 18 de Marzo.

El niño ayudaba a sus tíos a acomodar los conejos, estaba quieto a la espera de más animales, sentado en un bordo.

Después de varios minutos el pequeño desapareció.

“Estaba ahí sentadito y de repente ya no lo vimos, lo empezamos a buscar y ya no estaba, lo buscamos y vimos que se había caído a un pozo, ni siquiera sabíamos que ahí estaba y yo lo escuché cuando gritó, estaba gritando y llorando”, dijo uno de los tíos de Héctor.

Ante la desesperación, mientras más familiares llamaban a la Central de Emergencias para pedir ayuda, un tío del niño se metió para rescatarlo al escuchar sus gritos, después de varios minutos tuvo que salir porque no podía respirar.

“Yo oía cuando gritaba y lloraba por eso me metí”.

Personal de la Unidad Municipal de Protección Civil de Villagrán llegó al sitio al igual que la Policía Municipal.

Desde el jueves hasta el sábado los elementos de la Unidad sólo buscaban un par de horas y no se introducían, sólo buscaban al niño con una cámara.

“Ayer vinieron y almorzaron, platicaron un rato y luego metieron la cámara esa, pero se les descompuso la lámpara y como no podían aluzar, dijeron que ya no podían trabajar así”, dijo una de las abuelas del niño.

El domingo ningún rescatista se presentó, sólo estaban en el sitio los familiares entre ellos los papás de Héctor, pareja joven de 19 y 17 años de edad; también dos policías municipales que nada podían hacer más que acordonar el sitio y evitar que la gente se acercara.

La gente ha calculado que el pozo tiene profundidad de 60 hasta 80 metros y diámetro de tan sólo 80 centímetros.

Además de la familia, los medios de comunicación han acudido al sitio todos los días para hacer el llamado a las autoridades municipales y del estado, nadie había respondido.

La tarde del domingo a través de la transmisión de El Salmantino, varios rescatistas salmantinos, trabajadores en Petróleos Mexicanos, se ofrecieron para ayudar a encontrar al infante.

A pesar de la oscuridad y la lluvia que se avecinaba, los voluntarios llegaron hasta la zona e intentaron entrar, no lo lograron ante el impedimento de la Policía local y Protección Civil.

También la voluntad de ayudar ha alcanzado a más personas que han llevado de comer a la familia y a dar ánimos a los desconsolados padres.

Hasta este lunes se llevarán a cabo las acciones de búsqueda por parte de la Unidad Estatal de Protección Civil que después de cinco días, atenderá el llamado y la súplica de los papás del menor.

También se espera el arribo del grupo de los Topos de la Ciudad de México quienes han ayudado en varias catástrofes en distintos países y prometieron apoyar especialmente en este caso para rescatar a Héctor.

nino-pozo-4 nino-pozo-3 nino-pozo-2 nino-pozo-1

Categorias
ESTATAL
Un comentario
  • ERACLIO PEÑA TORRES
    24 Abril 2017 at 9:15 AM
    Deja una Respuesta

    SI ES ASÍ, PUES QUE POCA MADRE DE LAS AUTORIDADES VILLAGRANENSES.

  • Deja un comentario

    Relacionado con

    Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com