NOTA REDONDA

LOS MOTORATONES Y LOS ASALTOS; UN DOLOR DE CABEZA PARA LOS SALMANTINOS. Es común escuchar entre los salmantinos el tema de los asaltos por parte de los llamados “motoratones” Habiéndose...

LOS MOTORATONES Y LOS ASALTOS; UN DOLOR DE CABEZA PARA LOS SALMANTINOS.

moto

Es común escuchar entre los salmantinos el tema de los asaltos por parte de los llamados “motoratones”

Habiéndose convertido en un grave problema en Salamanca por el alto grado de asaltos por parte de estos sujetos, la población se encuentra alarmada.

El reciente caso de una mujer de la tercera edad que sufrió un asalto estando prácticamente adentro de un local de impresiones en la Avenida Ezequiel Ordoñez de esta Ciudad, la cual incluso fue jaloneada para arrebatarle su bolsa, es uno más de los incidentes que se están dando cada vez más frecuentemente.

Uno de esos dos motoratones, con total descaro fue directamente hacia donde estaba esta señora que no estaba ni siquiera en la calle, y hasta ahí llegó el ladrón a cometer el robo.

La tranquilidad de los salmantinos se ha perdido, de qué sirve el esfuerzo y el trabajo de muchos de los ciudadanos, si están totalmente expuestos a la ola de delincuencia que parece que ha llegado para quedarse.

No se sabe de ninguna estrategia para controlar esta modalidad de robo, los retenes son únicamente para infraccionar a los motociclistas, pero no hay ningún tipo de trabajo de inteligencia por parte de la autoridad a cargo del municipio salmantino.

El presidente municipal Arredondo hace como que trabaja, y el coordinador de seguridad Adrián Ruíz finge que no pasa nada.

La inseguridad comienza a generar estragos en la población; el trabajador de CFE asaltado afuera de Banamex es otro de los recientes sucesos delictivos, Salamanca avanza a pasos agigantados a convertirse en un municipio sin ley.

La falta de capacidad del munícipe y del coordinador de seguridad se agudiza, no hay las ganas de controlar el problema y mucho menos el interés de servir a la población.

Los más afectados, son precisamente los ciudadanos de a pie, aquellos que cumplen con su trabajo y no tienen por qué estar sufriendo tanta delincuencia.

En Salamanca cada día es más común el estar desconfiados de todo mundo, vamos, no se diga ya solamente de las autoridades, basta caminar por las calles de esta Ciudad para sentirse asustados e intranquilos ante cualquier extraño.

La descomposición social es la constante en esta administración municipal como nunca antes se había visto, el próximo presidente de esta Ciudad deberá remar fuertemente en contra corriente para comenzar a arreglar este grave problema que le estarán heredando, porque el actual definitivamente ya no pudo.

Mientras tanto los salmantinos deberán arreglárselas por sí solos en este tiempo, para evitar ser víctimas de la delincuencia.

Categorias
GENERAL
Sin comentarios

Deja una Respuesta

*

*

Relacionado con

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com