FERMÍN EL PADRE QUE SE ENFRENTO AL DIABLO Y SUCUMBIÓ. MISTERIOSO TESTIMONIO GRABADO EN UNA CRUZ.EN UNA COMUNIDAD DE JUVENTINO ROSAS GUANAJUATO.

POR. EULOGIO SOTO MAHE.

 

Juventino Rosas Gto. Pocos son los testimonios sobre encuentros de personas con el demonio máxime cuando quedan grabados, en el mismo lugar donde se desarrollo el evento, por que la misma iglesia católica se niega a reconocer los hechos cuando en ello se ven involucrados miembros de su comunidad debido a que no es un buen ejemplo, el retar a las fuerzas del mal.

La edad media supuso la decadencia de las ciencias y el resurgimiento de todo tipo de practicas mágicas y de brujería, culto al demonio y posesión diabólica, y también las ciencias ocultas en aquel momento: la astrología y la alquimia, aunque parezca paradójico, el propio advenimiento del cristianismo propicio esa proliferación.

Debido fundamentalmente a la mentalidad típicamente medieval y a la vivencia del cristianismo que se hacia en esa época, tomando en cuenta que los cristianos de antaño, profesaban casi en igual medida admiración y respeto por su dios y, temor por el diablo, por este motivo un hombre de su época, atribuía todo lo que le resultaba adverso, al demonio.

Por este motivo la figura de Satanás cobra en la edad media y en épocas posteriores del antiguo régimen, un considerable protagonismo, y es lógico que surgieran grupos de hombres y mujeres a rendirle culto, ante esto la brujería focalizo la atención de la iglesia, y los teólogos la consideraban una herejía, en toda la extensión de la palabra.

Fue así como se pusieron a su alcance todos los medios para ejercer una tenaz persecución y mas adelante la Inquisición, conseguiría incluir en esta maquinaria todo tipo de procedimientos para atacar a este tipo de practicas consideradas como demoniacas, y en 1518 se les perseguía siguiendo la bula de Sixto V “Coeli et terrae” contra brujas, astrólogos y adivinos.

Pero uno de los temas donde mas se enfocaron los siniestros frailes de la Santa Inquisición fue contra la belleza de las mujeres, sexualidad y belleza física, con el pretexto de que ellas embrujaban a los hombres, y solo bastaba una denuncia secreta por alguna celosa mujer o un decepcionado galán, para que estas fueran presentadas y vejadas en toda su intimidad.

La persecución contra este tipo de practicas se acentuó debido al marcado carácter erótico de los conjuros, maleficios y manipulaciones, que solían incluir sangre menstrual, semen humano, orina, cabellos y ropa intima, incrementaba la lascivia de los inquisidores y, sobre todo poner en practica maquinas y aparatos infernales, que desgarraban la intimidad de las mujeres.

Aunque no se sabe exactamente el origen de los aquelarres, si parece al menos que el termino es la versión al castellano, de una palabra vasca “Aquelarre” que significa literalmente “el prado del cabron” y es una reunión nocturna de brujos y brujas, en la que no falta la presencia del demonio frecuentemente adoptando, la apariencia de un macho cabrío.

Sin duda la caza de brujas es uno de los episodios mas negros de nuestra historia y aunque, en un principio la iglesia se mostraba escéptica y negase la realidad de la brujería, pronto la condeno con firmeza y se dedico a su persecución, en 1326 el papa JuanXXII , en la bula Súper Ilius declara la brujería como herejía formal, y fue en Francia a partir del siglo XV que, abundo la quema de brujas.

Justificaba la iglesia sobre esta cruenta persecución en el Deuteronomio que dice: “No veas en tu país quien purifique a tu hijo o hija, pasándolos por el fuego; ni quien consulte adivinos, y haga caso de sueños y agüeros; no haya hechicero ni encantador, ni quien pida consejo a los que tienen espíritu pitonico y a los astrólogos, por que todas esas cosas las abomina el señor”.

Muy probablemente por que en esta pequeña comunidad rural conocida como el “Bordito” perteneciente al municipio de Juventino Rosas, en el estado de Guanajuato se dice que antiguamente era utilizado por hechiceros ,que llegaban de diferentes partes a realizar trabajos y a rendirle culto al demonio, para lograr el éxito para sus clientes.

Al trascurrir el tiempo llego a esta comunidad el padre “Fermín” quien eligió precisamente el lugar antes indicado para levantar un templo, y fue aquí donde se le apareció el demonio para impedirle que llevara a cabo su plan, por lo que el padre se dice, lo enfrento cara a cara, uno con oración y su fe, y el otro con maldiciones y conjuros.

En este encuentro no hubo testigos ya que se afirma se llevo a cabo casi a la media noche resguardándose el padre bajo un árbol que aun existe, y al amanecer cuando unos lugareños pasaban a recoger leña, al ver al sacerdote en pésimas condiciones, se acercaron para ver que podían hacer y fue en ese momento que, el padre les confeso su experiencia.

El padre “Fermín” se retiro del lugar y debido a esto falleció días después, y en el lugar del encuentro con Satanás se erigió una cruz y, a unos metros la capilla, esto ocurrió en 1926, quedando testimonio en la cruz que se coloco en un pedestal, señalando exactamente el lugar de la confrontación y que, después de esto, el demonio fue desterrado de este lugar.

Categorias
ESPECIALESREGIONAL
Un comentario
  • Omarpeña
    11 junio 2017 at 10:10 AM
    Deja una Respuesta

    Hola me interesa saber mas de los temas paranormales y opinar aportar experiencias propias

  • Deja una Respuesta

    *

    *

    Relacionado con

    Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com