B i ó s f e r a ( Kuxtal / Yolistli )

Primero los pobres   Por: Alberto De la Torre Gleason   El rey que juzga al pobre según la verdad, afirma su trono para siempre.   Proverbios de Salomón...

Primero los pobres

 

Por: Alberto De la Torre Gleason

 

El rey que juzga al pobre según la verdad, afirma su trono para siempre.

 

Proverbios de Salomón 29:14

 

Hemos señalado en varios artículos de Biósfera, que el medioambiente en general está constituido por los subsitemas social, cultural, político, económico y natural, de tal forma que existe una interacción entre todos ellos y no es viable tomar decisiones para atacar los problemas ambientales sin considerar el todo.

Lo anterior obliga a tener un estudio multi e interdisciplinario para poder acercarnos más a la raíz de los problemas y obtener una radiografía lo más próximo a la realidad como nos sea posible.

Para los problemas ambientales globales, se cuenta con más de 50 años en estudio y la conclusión señala que el sistema de desarrollo de la época moderna nos ha llevado a tal catástrofe ambiental y que pone en riesgo la vida en el planeta.

La Carta de la Tierra lo señala así:

Los patrones dominantes de producción y consumo están causando devastación ambiental, agotamiento de recursos y una extinción masiva de especies. Las comunidades están siendo destruidas. Los beneficios del desarrollo no se comparten equitativamente y la brecha entre ricos y pobres se está ensanchando. La injusticia, la pobreza, la ignorancia y los conflictos violentos se manifiestan por doquier y son la causa de grandes sufrimientos. Un aumento sin precedentes de la población humana ha sobrecargado los sistemas ecológicos y sociales. Los fundamentos de la seguridad global están siendo amenazados. Estas tendencias son peligrosas, pero no inevitables.  

En el fondo del sistema de desarrollo del mundo, existe una clara ausencia de justicia, equidad y ética, provocando una disociación abismal del ser humano, unos muy pocos que tienen demasiado y una gran mayoría que no tiene muchas veces hasta lo indispensable, una brecha entre ricos y pobres, provocada por los desequilibrios propios de una ideología egoísta, individualista, consumista y despilfarradora del capitalismo neoliberal actual.

 

Es la pobreza, la parte visible y palpable de esa ausencia de justicia, equidad y ética, por tal razón, los esfuerzos deben dirigirse a erradicarla, es decir cualquier acción que no abone en desterrar la pobreza, debe poner en entredicho la eficacia y éxito de ese sistema, ideología o lo que sea.

El Papa Francisco lo expone de la siguiente manera en su encíclica Laudato Si’:

Pero hoy no podemos dejar de reconocer que un verdadero planteo ecológico se convier­te siempre en un planteo social, que debe integrar la justicia en las discusiones sobre el ambiente, para escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres.

No hay dos crisis sepa­radas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la digni­dad a los excluidos y simultáneamente para cui­dar la naturaleza

En México, con más de 50 millones de pobres y entre los más pobres, las etnias indígenas, el compromiso está primeramente con ellos, y el Proyecto de nación 2018 – 2024 del futuro presidente electo, describiendo las generalidades del desarrollo sostenible y buen vivir señala lo siguiente:

En este país el concepto de desarrollo sostenible pasa obligadamente por el respeto a los pueblos indígenas y por el pleno reconocimiento de sus usos y costumbres, su autonomía, sus territorios y los recursos naturales en ellos ubicados.

El “nunca más un México sin nosotros” enarbolado por las comunidades indígenas es más que una reivindicación justa: es, también, una propuesta generosa al resto de la sociedad, urgida de modelos armónicos y equilibrados de desarrollo social y colectivo…

También La Carta de la Tierra, con una visión universal declara en su principio número doce:

Defender el derecho de todos, sin discriminación, a un entorno natural y social que apoye la dignidad humana, la salud física y el bienestar espiritual, con especial atención a los derechos de los pueblos indígenas y las minorías.

 

Es pues, hora de enarbolar el lema “Primero los pobres”, más que un asunto de compasión, es un clamor de justicia que, además, garantizará el éxito perpetuo de todos.

Categorias
BIÓSFERAEDITORIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

  • Biósfera (Kuxtal Yolistli)

    ¿Cómo está la participación ciudadana en el país? (parte1 de 3) Por: Manuel De la Torre Rivera Consejo Ecologista Guanajuatense A.C. organiza consulta ciudadana para protección del Cerro de...
  • Palabras MÁS…PALABRAS Menos

    TODOS SOMOS ACTORES, Y DIOS ES EL DIRECTOR. Por: Iván Juárez Popoca Guerrero Nos movemos de un lado a otro con cierta desesperación porque no nos conocemos a nosotros...
  • LA CHACHALACA

            Mis compas, otra vez no hay buen dominguito ni nada por el estilo… la ciudad sigue siendo zona de guerra y es una tristeza que cada día...
  • Eterna Jornada

    ¿Qué tan sostenible es la industria automotriz en el Bajío? Por: Manuel De la Torre Rivera Diversos estudios económicos y sociales señalan que la industria automotriz genera en nuestro...
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com