Biósfera

“Tlalticpac toquitchin tiez” (La Tierra será como sean sus hombres) Proverbio náhuatl Carta Encíclica Laudato Si’ Por: Alberto De la Torre Gleason La «Carta Encíclica Laudato Si’ del...

“Tlalticpac toquitchin tiez”

(La Tierra será como sean sus hombres)

Proverbio náhuatl

Carta Encíclica Laudato Si’

Por: Alberto De la Torre Gleason [1]

Papa Francisco

La «Carta Encíclica Laudato Si’ del Santo Padre Francisco sobre el cuidado de la Casa Común» es un documento [2] publicado en el mes de mayo del 2015 y que, con todas las evidencias acumuladas en los últimos 50 años del planeta, sintetiza tanto los hallazgos científicos sobre la degradación medioambiental, así como plantea un análisis de sus causas raíz.

Al presentar esas causas raíz, le obliga a proponer cambios similares derivados del mismo vocablo, es decir radicales, entendiendo por este concepto una transformación de fondo, genuina, consciente, veraz, integral y no de forma.

Laudato Si’ es una carta que tiene el carácter de universal, pues, aunque está escrita en el seno de la Iglesia Católica, maneja con excelencia el respeto a los diferentes credos y religiones, nacionalidades, razas y culturas, centrando su exhortación al Hombre y a la esencia del mismo, su corazón y su mente.

Al igual que La Carta de la Tierra, publicada a finales de los años 90’s del siglo XX, Laudato Sí’, propone un alto en el camino, para razonar fuera de pasiones exacerbadas e ideas preconcebidas y para respondernos como humanidad las preguntas tales como: ¿Quiénes somos? ¿Cómo estamos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Qué queremos?

La encíclica es muy precisa al poner en el centro de la tormenta medioambiental, palabras clave que poco nos gusta escuchar o que intencionalmente hacemos oídos sordos porque laceran nuestro «bienestar» o perturban nuestra «paz», estas palabras son: justicia, pobreza, consumismo, individualismo, cooperación, cambio, crimen, pecado, error, límites, derechos humanos, desigualdad, desarrollo social integral, corrupción, ética, solidaridad, deuda, sobreexplotación, conversión, reconciliación, paz, diálogo, redefinición, por citar algunas.

Laudato Sí’ tiene un manejo integral y magistral de las circunstancias tan adversas de la Tierra, abordando todos los campos del medioambiente (natural, social, político-económico y cultural) y dentro de éstos, reconoce al hombre como el principal beneficiario del mundo existente y se ha convertido en el principal responsable de su deterioro. Además, propone líneas claras de acción para empezar a revertir todos estos daños causados, echando mano desde valores universales, buenas prácticas y desde luego, herramientas de la fe católica cristiana, como un fundamento para la renovación integral desde adentro en el fondo del corazón y mente del hombre; hacia afuera hasta todo su entorno, empezando por el ámbito personal, luego el familiar, comunitario y hasta llegar al planetario.

A continuación, plasmamos algunas pequeñas frases y textos de Laudato Sí’, que motiven al lector hacia la reflexión, el interés por conocer, estudiarla a fondo y conducirse de otra manera:

> …cambio radical en el comportamiento de la humanidad.

> …el crecimiento económico más prodigioso, si no van acompañados por un auténtico progreso social y moral, se vuelven en definitiva contra el hombre.

> Toda pretensión de cuidar y mejorar el mundo supone cambios profundos en «los estilos de vida, los modelos de producción y de consumo, las estructuras consolidadas de poder que rigen hoy la sociedad…».

> Bartolomé llamó la atención sobre las raíces éticas y espirituales de los problemas ambientales, que nos invitan a encontrar soluciones no sólo en la técnica sino en un cambio del ser humano, porque de otro modo afrontaríamos sólo los síntomas.

> …algunos ejes que atraviesan toda la encíclica. Por ejemplo: la íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta, la convicción de que en el mundo todo está conectado, la crítica al nuevo paradigma y a las formas de poder que derivan de la tecnología, la invitación a buscar otros modos de entender la economía y el progreso, el valor propio de cada criatura, el sentido humano de la ecología, la necesidad de debates sinceros y honestos, la grave responsabilidad de la política internacional y local, la cultura del descarte y la propuesta de un nuevo estilo de vida.

> Mientras se deteriora constantemente la calidad del agua disponible, en algunos lugares avanza la tendencia a privatizar este recurso escaso, convertido en mercancía que se regula por las leyes del mercado. En realidad, el acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, y por lo tanto es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos.

> Pero hoy no podemos dejar de reconocer que un verdadero planteo ecológico se convierte siempre en un planteo social, que debe integrar la justicia en las discusiones sobre el ambiente, para escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres.

La inequidad no afecta sólo a individuos, sino a países enteros, y obliga a pensar en una ética de las relaciones internacionales. Porque hay una verdadera «deuda ecológica», particularmente entre el Norte y el Sur, relacionada con desequilibrios comerciales con consecuencias en el ámbito ecológico, así como con el uso desproporcionado de los recursos naturales llevado a cabo históricamente por algunos países.

> Mientras tanto, los poderes económicos continúan justificando el actual sistema mundial, donde priman una especulación y una búsqueda de la renta financiera que tienden a ignorar todo contexto y los efectos sobre la dignidad humana y el medio ambiente.

> Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza.

> El bien común presupone el respeto a la persona humana en cuanto tal, con derechos básicos e inalienables ordenados a su desarrollo integral. También reclama el bienestar social y el desarrollo de los diversos grupos intermedios, aplicando el principio de la subsidiariedad. Entre ellos destaca especialmente la familia, como la célula básica de la sociedad. Finalmente, el bien común requiere la paz social, es decir, la estabilidad y seguridad de un cierto orden, que no se produce sin una atención particular a la justicia distributiva, cuya violación siempre genera violencia. Toda la sociedad –y en ella, de manera especial el Estado– tiene la obligación de defender y promover el bien común.

> Para que surjan nuevos modelos de progreso, necesitamos «cambiar el modelo de desarrollo global», lo cual implica reflexionar responsablemente «sobre el sentido de la economía y su finalidad, para corregir sus disfunciones y distorsiones»

Mientras más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir.

Por último, se comparte un mensaje de esperanza de La Carta de la Tierra y que plasmó también el Papa Francisco en su encíclica, con el ferviente deseo de motivar nuestros corazones en favor de la tarea que nos ocupa:

«Como nunca antes en la historia, el destino común nos hace un llamado a buscar un nuevo comienzo […] Que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva reverencia ante la vida; por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad; por el aceleramiento en la lucha por la justicia y la paz y por la alegre celebración de la vida».

[1] Miembro del Observatorio Ambiental Ciudadano Biósfera.

[2] Consulta en línea: http://w2.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20150524_enciclica-laudato-si.html

Encíclica Laudato Si´ (Alabado Seas) del Papa Francisco 1/4 nos habla sobre el cuidado de la casa común. Audiolibro. https://www.youtube.com/watch?v=DmLdoVAWwSQ , https://www.youtube.com/watch?v=7EAVm-FAHog , https://www.youtube.com/watch?v=NKnMjUPqejU , https://www.youtube.com/watch?v=aaT0pb5pdaE .

Categorias
EDITORIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

  • ETERNA JORNADA

    Es el momento de la clase trabajadora de México Por: Manuel De la Torre Rivera A poco más de 150 años de que apareciera la publicación del primer tomo...
  • Faja de Oro 36`730

    Por: San Agustín “Al malo por rigor y al bueno por amor”. Ya no entendí. Es en serio. No entendí. Si ya me costaba trabajo descifrar cuando Don Pepe...
  • B i ó s f e r a ( Kuxtal / Yolistli )

    Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México – Observaciones de la Manifestación de Impacto Ambiental y Riesgo Ambiental Por: Observatorio Ambiental Ciudadano Biósfera El presente artículo es el...
  • LA CHACHALACA

              Mis compas buen dominguito tengan todos ustedes, por fin llegó el día y se fue se fue y no regresará el ahora ex Presi Arredondo, hasta...
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com