CELEBRA “BODAS DE ORO SACERDOTALES” SR. PBRO. DON TIBURCIO SALMERON GALVAN

  Cincuenga años de sacerdocio celebró el Presbítero Tiburcio Salmerón Galván en misa concelebrada con la presencia de sacerdotes de varias iglesias y parroquias  de las Diócesis de Irapuato...

 

Cincuenga años de sacerdocio celebró el Presbítero Tiburcio Salmerón Galván en misa concelebrada con la presencia de sacerdotes de varias iglesias y parroquias  de las Diócesis de Irapuato y Morelia, efectuada en el Santuario Diocesano del Señor del Hospital.

Actualmente comisionado a la rectoría del Santuario de Guadalupe, el Padre Salmerón nacido el 9 de Agosto de 1941 en la Ciudad de Salamanca, Gto. Nace el sr. Pbro. Don Tiburcio Salmerón Galván, Siendo el 4º de los 6 hijos del matrimonio conformado por don Elpidio Salmerón y doña Zenaida Galván, ambos finados, dedicó gran parte de su labor Pastoral en diferentes iglesias pertenecientes la Dióceis de Morelia y posteriormente de Irapuato.

Fue monaguillo en la parroquia del Sr. Del Hospital y es en esta etapa que surge su inquietud por la vida sacerdotal. Antes de entrar al seminario como era su deseo, debió proseguir sus estudios en la escuela “Apostólica” para posteriormente, el día 15 de Enero de 1956 ingresar al seminario tridentino en la ciudad de Morelia, Mich. Donde curso 11 años de formación.

Al iniciar el quinto año de latín en el seminario recibe la sotana.  En junio de 1967 recibió el orden de diaconado. Fue ordenado SACERDOTE por el Excelentísimo Sr. Don Manuel Martin del Campo y Padilla, el 9 de Marzo de 1968 en la Catedral de Morelia. Celebro su cantamisa el 23 de Abril de 1968 en la parroquia del “Señor del Hospital” de Salamanca.

Inicia su Ministerio Sacerdotal.

Los primeros 2 años como formador auxiliar en la escuela Apostólica de Salamanca y 1 año y medio como responsable de la misma.  Cinco años de vicario en la parroquia de San Antonio de Padua, en salamanca.  Fue nombrado párroco por 6 años de la parroquia de santa María de Guadalupe en Valtierrilla, Gto.  Regresa como párroco a San Antonio de Padua por 6 años.

Posteriormente es designado como Sr cura del Santuario Diocesano de Ntra. Sra. De la Luz de Salvatierra, Gto. Por 13 años. Donde organizo con gran solemnidad el 50 aniversario de la Coronación Pontificia de la imagen de Ntra. Madre Sma. De la luz el 24 de Mayo de 1989, llegando a ser un gran acontecimiento,  Por las grandes personalidades que asistieron como el Nuncio Apostólico, el Cardenal Primado de México y algunos Arzobispos y Obispos así como un gran número de sacerdotes.

Además consiguió que ese día, su Santidad el Papa ahora San Juan Pablo II enviara un mensaje especial para la ciudad de Salvatierra.

El 9 de Marzo de 1993 celebro en dicha parroquia el 25 aniversario de Ordenación Sacerdotal y el 26 de Noviembre de 2004 es declarado en sesión del ayuntamiento:

“HIJO ADOPTIVO DE LA CIUDAD DE SALVATIERRA, GTO.

Por todo el trabajo tan importante que realizo en el Santuario Diocesano de Ntra. Sra. De la Luz, aun acosta de su propia vida.

Continúa su camino como párroco en la parroquia de Sn. Francisco de Asís por 8 años. En la Ciudad de Pénjamo, Gto.

En Agosto de 2009 se despide de la comunidad de Pénjamo para llegar, el 11 de Agosto del mismo año a la parroquia de la Sagrada Familia en esta ciudad de Salamanca, Gto. Por 7 años y medio.

El 9 de Agosto de 2016, cumplidos sus 75 años de vida y de acuerdo con el código de derecho Canónico presenta a Don José de Jesús Martínez Zepeda 1er. Obispo de la Diócesis de Irapuato, su renuncia.

Actualmente y desde el 4 de Marzo de 2017 es rector del Santuario de Ntra. Sra. De Guadalupe en el centro de su ciudad natal, Salamanca y hoy Jueves 8 de Marzo de 2018 nos encontramos alegremente reunidos en su Parroquia del Señor del Hospital para dar gracias a Dios por el 50 aniversario Sacerdotal del hijo, hermano, maestro, amigo y padre en la fe. Don Tiburcio Salmerón Galván.

Dios lo siga  bendiciendo y conceda muchos años más de servicio.

Al participar de la celebración  eucarística su honor en su mensaje dio gracias por su amor a la iglesia de Cristo, gracias por sus incontables horas dedicadas a la confesión, gracias por la predicación de la Palabra de Dios, por su testimonio de vida pero sobre todo, gracias por todas y cada una de las veces en que sus manos Consagradas nos han compartido el Pan de Vida.

Categorias
LOCAL
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com