ETERNA JORNADA

¿Qué son los Contratos Colectivos de Protección Patronal? Parte 2 de 2 Oscar Alzaga* Principales características de los Contratos Colectivos de Protección Patronal (CCPP): 1. Se suscriben a nombre...

¿Qué son los Contratos Colectivos de Protección Patronal? Parte 2 de 2

Oscar Alzaga*

Principales características de los Contratos Colectivos de Protección Patronal (CCPP):

1. Se suscriben a nombre de los trabajadores, sin su conocimiento. Los firman el líder sindical y el representante patronal.

2. Los depositan en las Juntas federal y locales, llenan los requisitos de formalidad, no los de fondo: no acreditan consensos de asambleas.

3. En empresas medianas el contenido de los CCPP apenas superan los mínimos de la Ley Federal del Trabajo (LFT).

4. En las pequeñas y micro empresas, los salarios y prestaciones son iguales la LFT, anulan la razón de ser de los Contratos Colectivos de Trabajo (CCT): superar la LFT.

5. Los CCPP en su mayoría son desconocidos por los trabajadores (igual que los estatutos). Esto es importante, porque esa es su función: que los obreros ignoren sus derechos para que no los ejerzan.

6. Anulan el acuerdo bilateral entre las partes –sindicato y empresa-, la base de la democracia y diálogo en el trabajo.

7. Abaratar el costo de la mano de obra en todo, incluso en las cuotas de salud, vivienda, etc. Ya que el valor del salario es la base de todas las prestaciones

8. Aumentan la explotación del trabajo sin freno ni vigilancia, y sobregiran las ganancias patronales.

9. Son regresivos, llevan a prácticas de otras épocas ya superadas.

10. Son fuente de corrupción sindical, patronal y autoridades.

11. Se apoyan en contratistas –outsourcing- que proliferan de modo paralelo a los CCPP.

12. Las autoridades tienen responsabilidad, los CCPP repercuten en la injusticia social y los derechos de libertad sindical, contratación colectiva y huelga. En síntesis, degrada el Estado de Derecho.

13. Las centrales sindicales que registran más CCPP son la CTM, la CROC y los sindicatos blancos de Monterrey.

Un caso destacado de resistencia obrera al modelo neoliberal es el Sindicato Minero, que desde 2005 oligarcas y gobiernos intentan su destrucción, en forma abierta el 17 de febrero y el 20 de abril de 2006, con acciones ilegales, como retirar la toma de nota y entregarla a un lacayo patronal, órdenes de aprehensión de líderes, exilio forzado. Pero también con violencia: el asalto a la sede sindical con golpeadores el 17 de febrero de 2006 y el desalojo sin orden judicial de los obreros en paro en Lázaro Cárdenas, Michoacán, el 20 de abril de 2006, con 2 muertos y 23 heridos que impidieron el desalojo, al derrotar a los policías federales que obedecían entonces las órdenes de Medina Mora, hoy nombrado Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Otras acciones más han seguido agrediendo a los mineros, les fueron arrebatados 8 CCT de empresas de Grupo México del oligarca Germán Larrea, en 2007; contratos colectivos que fueron transformados en CCPP con sindicatos blancos de Monterrey. El nivel de corrupción oficial llegó al tope, cuando el abogado del oligarca Gómez Mont fue nombrado secretario de Gobernación en 2008.

De modo similar Felipe Calderón, despojó a los mineros, de otros 10 CCT de empresas de Peñoles de Alberto Bailleres, en el tiempo record de una semana crea

un sindicato al gusto del oligarca y en un mes de 2010, llevan 10 juicios de titularidad de los CCT, para convertirlos en CCPP de otro sindicato patronal.

Pero la resistencia del Sindicato Minero ha logrado triunfos, pese a los obstáculos y violencia, como la defensa del CCT de la Mina San Martín en Sombrerete, Zacatecas y el recuento del 16 de noviembre de 2012, por la violencia que usó Grupo México. De modo similar se defienden los CCT de las minas de Taxco y Cananea (el último, en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos). Y apenas en febrero de 2014 en la mina El Coronel de Zacatecas, ocurrió otro triunfo por la votación favorable a los mineros en contra de los charros.

En la industria automotriz y autopartes también se lucha a brazo partido, en la empresa japonesa Honda pase a tres amparos favorables en los hechos se incumplen. Tiempos de excepción muy largos vivimos.

La simulación legal es un recurso muy socorrido en la justicia nacional, se valen de verdades a medias y exponen “razones” jurídicas formales para fundar una acción de simulación, que de fondo es contraria a la ley. Para lo cual ocultan la información y niegan la investigación a fondo. Ocurre no solo en laboral, también en los casos de Ayotzinapa, la casa blanca, etc. De manera espectacular ha sido en los fraudes electorales de 1988, 2006 y 2012. Durante el neoliberalismo reviven con bríos la institución jurídica española medieval: obedézcase pero no se cumpla, una herencia que caló a fondo en los colonizados de hoy.

*Abogado miembro de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos y la Asociación Latinoamericana de Abogados Laboralistas

Categorias
EDITORIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

  • ETERNA JORNADA

    Las huelgas y las luchas sociales en la Historia (Partei 2 de 4) Por: Oscar Alzaga * La edad de oro de las luchas obreras y populares En el...
  • LA REFINERA.

      DE VERGÜENZA.- Finalmente salió a relucir el peine que descaradamente durante la última administración más que se trató de ocultar cuándo a claras luces era más que evidente...
  • B i ó s f e r a ( Kuxtal / Yolistli)

    El medioambiente, equilibrio, justicia y paz Alberto De la Torre Gleason La obra de la justicia será paz, y el servicio de la justicia, tranquilidad y confianza para siempre....
  • LA CHACHALACA

    Mis compas buen dominguito tengan todos ustedes!! Ya estamos por arrancar las festividades navideñas, que nervios!! Ya estoy por gastarme el aguinaldo en los regalos, por lo pronto amonos...
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com