Tengo un herpes labial ¿Qué hago?

Los herpes labiales coloquialmente se conocen como ‘fogasos’,  y suelen ser bastante molestas. Los herpes labiales, además, tienen la ‘genialidad’ de aparecer en los momentos menos indicados, cuando estamos más enfermos, tenemos...

Los herpes labiales coloquialmente se conocen como ‘fogasos’,  y suelen ser bastante molestas. Los herpes labiales, además, tienen la ‘genialidad’ de aparecer en los momentos menos indicados, cuando estamos más enfermos, tenemos un evento importante, estamos estresados, o con la menstruación, por ejemplo.

Se trata de un virus, por lo que no tiene vida propia y necesita de un huésped, en este caso de un humano, para replicarse en sus células y aprovecharse de la maquinaria de éstas para dividirse. Según explica la OMS, hay dos tipos de virus del herpes simple: virus del herpes simple de tipo 1 (VHS-1), y virus del herpes simple de tipo 2 (VHS-2).

El VHS-1 se transmite principalmente por contacto de boca a boca y causa herpes labial (que puede incluir síntomas como los fogasos, aunque también puede causar herpes genital. Mientras, precisa que el VHS-2 se transmite por vía sexual y causa herpes genital.

“Las infecciones que provocan los dos tipos de virus duran toda la vida. Se estima que en todo el mundo hay 3700 millones de personas menores de 50 años (67%) infectadas por VHS-1. Se cree que en todo el mundo hay 417 millones de personas de 15 a 49 años de edad (11%) infectadas por VHS-2”, detalla el organismo internacional.

A su vez, señala que la mayor parte de las infecciones herpéticas orales y genitales son asintomáticas. En concreto, cita que los síntomas del herpes incluyen vesículas o úlceras dolorosas en el lugar infectado, a la vez que alerta de que las infecciones por herpes son especialmente contagiosas cuando son sintomáticas, pero también pueden transmitirse en ausencia de síntomas.

En  todas las infecciones su manifestación depende del equilibrio de la infección del virus y de las defensas de la persona.

Un tercio de las personas que tienen una infección herpética tiene recidiva, y además en un porcentaje elevado de casos, y de éstas,  el 50% tiene dos recurrencias anuales, que no es poco. Incluso hay personas que tienen más de un brote al mes. En estos casos se recomienda un tratamiento supresor del herpes, porque no se puede eliminar de manera completa el virus, pero sí para que esa recurrencia no exista.

 

PAUTAS PARA CURARLOS-ALIVIARLOS

En la farmacia se venden numerosas cremas y fármacos que no suelen ser eficaces a la hora de tratar los herpes labiales. Las soluciones secantes con sulfato de cobre o zinc, así como las pomadas de antibiótico local son los más eficaces frente a los fogasos.

Las personas que tienen un herpes más intenso, deben recibir un tratamiento oral con antivíricos orales. Y que cuando se noten el típico hormigueo o sensación de quemazón inicien el tratamiento oral, que dura unos 5 días, y así se evitan el herpes labial en ese evento tan importante que suele salir por estrés.

En pacientes con defensas bajas y con tratamientos con quimio, aquellos que tengan cáncer, sobre todo linfoma y leucemia, pacientes con VIH, todos los pacientes con corticoides o con fármacos inmunosupresores por enfermedades autoinmunes, que les bajen las defensas, son población de especial riesgo y estos herpes se puede diseminar, dar meningitis y producir una afectación generalizada al estar las defensas bajas, por lo que deben estar controlados.

Categorias
SALUD
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com