BIÓSFERA

El cambio climático y la participación de la sociedad civil del planeta Por: Manuel De la Torre Rivera Sigue siendo como en tiempos ancestrales la visión apocalíptica la que...

El cambio climático y la participación de la sociedad civil del planeta
Por: Manuel De la Torre Rivera

Sigue siendo como en tiempos ancestrales la visión apocalíptica la que domina la prospectiva de la vida del planeta, sólo que ahora lo dicen los científicos y no Nostradamus, esto ha sido uno de los factores que ha provocado que en 150 ciudades del mundo se congregaran en este mes de septiembre, 4 millones de personas, niños en su mayoría que encabezaron una manifestación multitudinaria que fue convocada por otra niña de 16 años de edad y de nacionalidad sueca, llamada Greta Thunberg (GT).
La historia de esta sorprendente convocatoria se inició hace un poco más de año y medio, cuando GT decidió dejar de asistir un día de la semana a la escuela de nivel preparatoria para manifestarse ante el parlamento de su ciudad y con valor reclamar por la falta de acciones efectivas del gobierno de su país y de la gente con poder de decisión, para revertir el cambio climático que amenaza todo tipo de vida en el planeta Tierra. El resultado fue que en poco tiempo otros jóvenes se sumaron a la iniciativa de Greta y en menos de un año ya eran cincuenta las ciudades donde viernes a viernes se manifiestan los jóvenes llamándolo para su identificación “viernes por el futuro” (Friday for Future), como protesta contra la indolencia adulta ante la catástrofe climática.
Esto es lo que ha entendido Greta Thunberg, con una gran intuición como premisa indispensable, por lo que se ha erigido como un símbolo de la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias perniciosas. Fue tal la resonancia de las acciones de los jóvenes de todos los continentes que Greta fue invitada a participar en una sesión solemne de las Naciones Unidas el lunes 23 de este septiembre para exponer su queja, el viernes previo encabezó una magna manifestación de 250 mil personas, niños y adultos por una de las principales avenidas de la ciudad de Nueva York, ahí declaró:
«Por más de 30 años la ciencia ha sido tan clara como el cristal. ¿Cómo se atreven a continuar ignorándola y venir aquí a decir que están haciendo lo suficiente, cuando la política y las soluciones que se necesitan aún no están a la vista?»

Tras manifestarse de manera masiva en las calles de todo el mundo, los jóvenes reunidos en la primera cumbre por el clima de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aseguraron que no se detendrán hasta que los gobernantes adopten acciones concretas para frenar el calentamiento global.
Advirtió a los distinguidos presentes en la cumbre mundial que: «ustedes están fracasando, pero los jóvenes están empezando a entender la traición de ustedes. Los ojos de todas las generaciones futuras están sobre ustedes. Y si ustedes optan por fracasar, yo digo que nosotros jamás se los perdonaremos. No permitiremos que se salgan con la suya. Aquí y ahora es donde pintamos nuestra raya».
Los riesgos del desgaste de las gigantescas energías sociales levantada por GT, quedaron evidentes en esta primera cumbre cuando el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, insistió en que esta cumbre no era para palabras, sino para acciones. Al inicio de la sesión declaró: no es una cumbre de pláticas, ya hemos hablado suficiente; no es una cumbre de negociaciones, porque no se puede negociar con la naturaleza, esta es una cumbre de acciones sobre el clima. Y las acciones concretas nunca llegaron.
Un segundo riesgo es el de que las gigantescas energías sociales despertadas por Greta Thunberg y sus seguidores no logren transitar de la movilización espontánea a la organización permanente, y de que, en consecuencia, los poderosos a los que interpelan se desentiendan del llamado a la cordura que se les lanza desde las calles de todo el mundo.
Una vez más vuelve a aparecer el elemento que le pueda dar integralidad a esa lucha y que consiste en tener una visión estratégica de la misma, con un programa de trabajo que debe ser integrado por los propios actores del proceso, con un seguimiento permanente de las acciones que acepte la mejora continua del mismo.

Categorias
BIÓSFERA
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

  • BIÓSFERA ( Kuxtal / Yolistli )

    Los derechos humanos y los cuerpos de agua   Por: Guillermo Alejandro Ramírez Carmona     Para continuar con la información del artículo publicado el pasado 15 de septiembre...
  • BIÓSFERA

    Última llamada Por: Alfonso Díaz Rey                                               ...
  • BIÓSFERA

    Capitalismo y medio ambiente Por: Alfonso Díaz Rey «… las sociedades de consumo son las responsables fundamentales de la atroz destrucción del medio ambiente.» Fidel Castro. Cumbre de la...
  • BIÓSFERA

    Nada en el mundo funciona sin agua German Water Partnership 2013. Estudio sobre la protección de ríos, lagos y acuíferos desde la perspectiva de los derechos humanos Por: Guillermo...
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: