#Psicología EL PODER DE SER ALGUIEN.

.

Por: Eber Sosa Beltrán

Psicólogo clínico con maestría en psicoterapia.

Un entorno precario es aquél en el cual la dignidad humana se ve comprometida o supeditada a intereses políticos, económicos o religiosos que son preexistentes.

Esta condición previa del mundo que no elegimos, que nos coloca en posiciones antagónicas y asimétricas, en un deber ser que se asume desde un sentido de pertenencia, una historia acerca de la victoria de los vencedores cuyo honor y gloria se sostiene a través de sucesivas derrotas, que se autoproclama como única y verdadera, que es capaz de tergiversar los hechos y acusar a los exiliados de su irreverencia, de su ignorancia y su miseria.

Pareciera que nuestro destino está definido por un orden simbólico unívoco, y que en la lucha por convertirse en alguien exige la incorporación de saberes e interrelaciones a partir de los cuales se le da un valor a la vida.

La renuencia y la desobediencia desde las edades más tempranas se percibe con suspicacia, tal vez por esa razón los actos de rebeldía e insubordinación son un motivo frecuente en la consulta psicológica, se les denomina problemas de conducta y pocas veces se dice por ejemplo problemas en la interrelación.

¿Cuál es la razón por la que la relación no se ve interpelada en la primer mirada que tenemos acerca de un problema?

La visión tradicional de ver al abyecto y de enseñarle a verse como ominoso es la condición del triunfo. Pero a la vez esta falsa condecoración con su voz laudable, que sacrifica el amor sin dar cuenta que su candor etéreo no acepta prórrogas transmundanas que comprometan nuestra ahora incierta existencia y la de la vida del planeta.

Categorias
EDITORIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Publicidad:

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: