Desayunar fruta equivale a empezar el día con la misma (o incluso más) energía que si desayunaras cualquier otro alimento repleto de grasas, azúcares y otros componentes, con la diferencia de que tomar una pieza de fruta a primera hora del día equivale a comer sano desde el minuto uno de la jornada. Eso no quiere decir que tengas que dejar de lado tu café de cada mañana, sino que lo ideal sería que lo complementaras con alimentos sanos como la fruta. Y te explicamos los motivos.

Tal y como recogen en TICBeatdesayunar fruta tiene muchos beneficios para la salud. Para empezar, la primera hora del día es el momento más crítico para la salud de nuestro organismo: entre las 07:00 y las 10:00 horas de la mañana tiene lugar el llamado proceso de detoxificación, en el que el organismo elimina todas las toxinas que haya podido acumular a lo largo del día anterior. Comer fruta le da a tu cuerpo la energía que necesita para realizar este proceso.

Y eso no es todo:

  • El mejor momento para comer fruta es con el estómago vacío. ¿Por qué? Tal y como señala la European Food Information Council, el hecho de desayunar fruta con el estómago vacío permite que ese alimento vaya directamente a parar al intestino delgado, en lugar de quedarse fermentando en el estómago como sí pasaría si comieras una pieza de fruta después de haber desayunado algún otro alimento.
  • El café es un requisito indispensable para muchas personas de cara a empezar el día con las pilas puestas, pero… ¿sabías que la fruta contiene la llamada glucosa (fructuosa)? La glucosa es el combustible del cerebro, y puede tener un efecto activador como el del café si te acostumbras a desayunar fruta cada mañana.
  • Y lo más importante: cuando te levantas por la mañana, recuerda que tu estómago ha estado al menos seis horas sin recibir ningún alimento. ¿Estás seguro de querer “despertar” a tu estómago con una ingesta de comida alta en calorías?

¿Qué frutas es recomendable desayunar? Lo ideal sería que empezaras el día con la guayaba, pero también es igual de sano comer a primera hora del día pomelonaranja o mandarina. Lo importante es que lo hagas en ayunas.

Por supuesto, no tienes que desayunar fruta necesariamente comiéndote las piezas tal cual: puedes, por ejemplo, mezclar diferentes frutas y preparar con ellas un batido para que el desayuno se te haga más fácil.