fbpx

BIÓSFERA ¿Qué falta para tener un medioambiente sano?

Por: Alberto De la Torre Gleason     El producto de la justicia será la paz; tranquilidad y seguridad perpetuas serán su fruto.   Isaías 32:17 En esta semana...

Por: Alberto De la Torre Gleason  

 

El producto de la justicia será la paz; tranquilidad y seguridad perpetuas serán su fruto.

 

Isaías 32:17

En esta semana se llevó a cabo el Congreso Anual PAOT* 2020 Ordenamiento Territorial y Administración Sustentable en el estado de Guanjuato y la pregunta obligada al escuchar tan importantes temas, expertos y metodologías que existen para tener un medioambiente sano fue: ¿En Guanajuato, México y en el planeta, tenemos un medioambiente mejor que hace 20 años?

La respuesta es no. Lamentablemente a pesar de los esfuerzos en esta materia, son deficiente los resultados, por el contrario, el estado del medioambiente es peor que 20 años atrás, lo cual era de esperarse por el motivo esencial del sistema: el lucro y el consumismo.

Entonces ¿Qué ha fallado o qué está haciendo falta?

La respuesta es sencilla de escribir, pero compleja de entender e instrumentar: Los fundamentos, sí los fundamentos, los cimientos, la parte medular, la estructura de todo buen proyecto veraz y perdurable.

Esos fundamentos son los principios éticos que la humanidad fue descubriendo en su andar y que están intrínsecos en las leyes naturales y, ante cualquier violación a éstas, padecemos situaciones adversas que ponen en peligro nuestra propia existencia, como es el reto actual del cambio climático.

Los principios éticos son verdades de aplicación universal, tales como: el bien, la vida, la dignidad, la libertad, la solidaridad, el respeto, la justicia, el amor, la responsabilidad, la honradez, la verdad, la valentía, la amistad, el honor, la paz.

Todos estos principios son dependientes unos de los otros, es así que el desarrollarlos produce florecimiento del conjunto y descuidar uno de ellos produce marchitamiento o precariedad.

La inestabilidad y deterioro de esto principios éticos se puede llamar corrupción, origen y consecuencia de un sistema descompuesto, como el actual.

Es así que, por la corrupción casi generalizada, en el tema de medioambiente en nuestra entidad federativa, país y mundo en general, no existen cuentas claras positivas, a pesar de tener ciencia y tecnologías suficientes, leyes y normas aceptables, instituciones, etc.

En tanto no volvamos la mente y el corazón a los principios éticos, los cimientos, mediante un trabajo auténtico y valiente de autocrítica personal, familiar y como sociedad en general, para que de manera objetiva establezcamos consensada y organizadamente una “ruta crítica” que nos conduzca a la construcción de un mundo mejor.

            Propongo que nuestro punto de partida sea el rescate de la justicia social.

Salamanca, Gto., 06 de diciembre del 2020.

*Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial, en el estado de Guanajuato.

Foto/UNnews

Categorias
EDITORIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Publicidad:

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: