fbpx

PADRE PEDRO MURIÓ DE UN INFARTO FULMINANTE.

El ícono de la iglesia católica en Salamanca el  Padre Pedro Gutiérrez Farías, falleció por un infarto fulminante, así lo informó en una rueda de prensa el sacerdote Humberto Villegas...

El ícono de la iglesia católica en Salamanca el  Padre Pedro Gutiérrez Farías, falleció por un infarto fulminante, así lo informó en una rueda de prensa el sacerdote Humberto Villegas quien se desempeña como encargado de la Ciudad de los Niños de Salamanca.

El Padre Pedro, como era conocido, fundó la Ciudad Juvenil y la Ciudad de los Niños en Salamanca hace 4 décadas y vivió en el sacerdocio durante 55 años; en su labor como director y de la Ciudad de los Niños atendió a 3 mil niños que ahora se encuentran en diferentes puntos de la República Mexicana, lo anterior fue confirmado por el encargado de la Ciudad de los Niños.

Por su parte, el Obispo de la Diócesis de Irapuato Enrique Díaz compartió una publicación en la que confirmaba el fallecimiento del sacerdote y recordó que el Padre Pedro Gutiérrez Farías nació en el año 1941 en Quiroga Michoacán, Díaz también lamentó la muerte del sacerdote y además envió un mensaje de unión y caridad por el fallecimiento.

El padre Humberto Villegas puntualizó que la velación se lleva a cabo en la Ciudad de los Niños y luego habrá una misa presidida por el obispo Enrique Díaz, misma que será transmitida por redes sociales para evitar aglomeraciones por el tema de la pandemia por COVID-19.

Desde el 2018 se conoció que el ‘Padre Pedro’ enfrentaba una crisis de salud delicada, de la cual no quiso dar más detalle, sólo que era derivada de un problema legal que lo vinculó con abusos sexuales a niños que vivieron en La Ciudad de los Niños, en su momento se dieron a conocer acusaciones directas por estar a cargo de un orfanato en el que se cometió abuso sexual, tortura y condiciones inhumanas.

Lo anterior fue confirmado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) misma que destacó que sí hubo torturas y abusos sexuales en la casa hogar en la que vivían 324 niños, adolescentes y adultos con discapacidades.

En varias ocasiones el sacerdote negó las acusaciones señalando que fueron injustas y destacando que había sido víctima de sus enemigos.

Sobre la paternidad que tuvo sobre más de 150 niños de la ciudad, dijo que no fue robada su identidad como lo argumentaron, sino que se les dio una identidad porque en su momento no tenían.

Categorias
LOCAL

Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Relaciones Públicas, maestría en Mercadotecnia y docente. Interesada en educación, medio ambiente y derechos humanos.
    Sin comentarios

    Deja un comentario

    Publicidad:

    Relacionado con

    WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
    A %d blogueros les gusta esto: