fbpx

#TiemposqueNoVolverán EL CULTO AL APÓSTOL SAN JUDAS TADEO.

Ayer 28 de Octubre, se celebró al Apóstol San Judas Tadeo, al cual se ha vuelto cada vez más popular entre la gente. Solo que en cosas de fe...
Ayer 28 de Octubre, se celebró al Apóstol San Judas Tadeo, al cual se ha vuelto cada vez más popular entre la gente. Solo que en cosas de fe no debemos pensar en popularidad o número de seguidores, sino en lo que realmente hizo el Santo en su vida para que llegara a obtener ese titulo y nivel de santidad. Me gustaría aprovechar la ocasión, su festividad para recordar no sus pasos por este mundo siendo uno de los Discípulos de Nuestro Señor Jesús, sino cómo fue que llegó su culto a México.

Hace poco, nos adentrábamos en cómo fue que las celebraciones Católicas tomaron auge en el México antiguo, comentábamos de la implantación de las Fiestas de Tabla, una de ellas la de San Hipólito, Santo Patrono de la Ciudad de México. Sabemos que la caída de Tenochtitlán fue el día 13 de agosto de 1521, día establecido en el Martirologio Romano para celebrar a San Hipólito, razón por la cual se le dio el patronazgo de la Ciudad y, en buena medida se implantó una idea política, de dominio.

Esto lo constatamos al ver el lugar donde se decide levantar el templo de San Hipólito, justo al inicio de la Calzada de Tacuba, lugar en el que un año antes, 30 de junio de 1520 hubiera el enfrentamiento más grande entre aztecas y españoles, esa fecha la conocemos como la Noche Triste.

Al paso del tiempo, la Ciudad ya bajo el mando de los españoles y trazada, usando en buena medida las calzadas que los aztecas venían utilizando desde hacía casi dos siglos, se ubica el puente que marcaba el inicio de la Calzada de Tacuba y es allí en donde se levanta la capilla que se decide sería para honrar a San Hipólito, nuevamente lo político antecede a todo acto de fe. Era el año de 1599. Un siglo y medio después, hay una remodelación y se construye el templo que actualmente conocemos, el cual fue estrenado el día de San Sebastián, 20 de enero, de 1777.

La fiesta de San Hipólito estaba considerada como una de las más importantes en la capital Novohispana, equiparable solo a la Candelaria, la Semana Santa, la Octava de Corpus, la Ascensión y Nuestra Señora de los Remedios, solo que a diferencia de ellas, la de San Hipólito marcaba un tinte político muy fuerte, tal es así que para 1812, iniciada ya la guerra de Independencia, es cancelada la ceremonia del “Paseo del Pendón” que terminaba justamente en el templo de San Hipólito, al poco tiempo sería anulada la fiesta del santo.

Al paso del tiempo, exactamente, como fecha coincidente quizá por casualidad, quizá por recordar al santo al que estaba dedicado ese templo, era el 13 de agosto de 1893 cuando los Padres Claretianos inauguran el culto al Apóstol San Judas Tadeo. Poco a poco el culto a San Judas, traído a México por los seguidores de San Antonio María Claret, va tomando fuerza hasta convertirse hoy día en una de los santos más queridos por la población en general. Otra casualidad es saber que a San Antonio María Claret se le celebra el 24 de Octubre, apenas cuatro días antes que a San Judas Tadeo.

Fotografías:

1.- Tomada en la Catedral de Toluca
2.- El Templo de San Hipólito, foto cortesía de Sftrajan.
3.- San Antonio María Claret en el Templo de la Veracruz de Toluca.
4.- La oración a San Antonio María Claret
5.- Imágenes de San Judas Tadeo, foto cortesía de El Universal.

Categorias
ESPECIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Publicidad:

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: