fbpx

BIÓSFERA/ ¿Cuál es la causa originaria de la injusticia social que prevalece en el mundo?

#BIÓSFERA ¿Cuál es la causa originaria de la injusticia social que prevalece en el mundo? Por: Manuel De la Torre Rivera La inequidad no afecta sólo a individuos, sino...

#BIÓSFERA ¿Cuál es la causa originaria de la injusticia social que prevalece en el mundo?

Por: Manuel De la Torre Rivera

La inequidad no afecta sólo a individuos, sino a países enteros, y obliga a pensar en una ética de las relaciones internacionales. Porque hay una verdadera « deuda ecológica », particularmente entre el Norte y el Sur, relacionada con desequilibrios comerciales con consecuencias en el ámbito ecológico, así como con el uso desproporcionado de los recursos naturales llevado a cabo históricamente por algunos países. Las exportaciones de algunas materias primas para satisfacer los mercados en el Norte industrializado han producido daños locales, como la contaminación con mercurio en la minería del oro o con dióxido de azufre en la del cobre.

Papa Francisco, Encíclica Laudato Si’.

El tema de este artículo desde luego es conocido en sus rasgos generales por todo el mundo y no vamos a tratar de descubrir el hilo negro, pero no todo el mundo ha analizado como salir de esa situación y desde luego más pocos estarían en condición de diseñar una estrategia para salir de esa condición, por eso yo los invito a que juntos busquemos las respuestas para estas interrogantes y para ello nos vamos a valer de una noticia que apareció hace una semana que nos informa que el partido comunista de China eliminó la existencia de la pobreza extrema que laceró su país por muchos siglos, en tan sólo siete décadas, tiempo que le bastó también para llegar a ser una de las primeras potencias económicas mundiales.

Si consideramos que la principal condición de injusticia social, es la pobreza extrema, debemos admitir que un importante sector de los poco más de siete mil millones de habitantes del planeta, ya no cumple con lo establecido en el título de este artículo. (Son mil trecientos millones de chinos los que abandonaron esa condición).

¿Cómo fue eso posible? Su sistema socioeconómico es diferente al de todo el mundo.

El sistema prevaleciente en el resto del mundo con algunas honrosas excepciones es el capitalista que Marx estudió y caracterizó como un sistema socioeconómico explotador de los trabajadores, que son los que con su actividad generan el plusvalor de capital que se concentra en pocas manos y genera una masa creciente de pobres extremos, como es evidente en cualquiera de nuestros países. Luego entonces el fenómeno es sistémico, pertenece al capitalismo.

El fenómeno es sistémico pero además histórico, es decir el capitalismo de cada país, obedece en sus particularidades al proceso histórico de cada nación, así el capitalismo mexicano es diferente del norteamericano y el nuestro es el propio de las naciones subdesarrolladas y dependientes y por eso el intercambio comercial con nuestro vecino del norte es un intercambio asimétrico que induce a que busquemos la fortaleza con nuestros pares latinoamericanos para ofrecer un frente unido ante los  poderosos de Norteamérica y Europa.