fbpx

#Estado Libres y sin culpa, los tres ministeriales implicados en la muerte de comerciante en Celaya.

SoyBarrio/ Los tres agentes ministeriales implicados en el asesinato del comerciante Juan Carlos Padilla Aranda, fueron exonerados por la propia Fiscalía General del Estado para la que trabajan. El...

SoyBarrio/ Los tres agentes ministeriales implicados en el asesinato del comerciante Juan Carlos Padilla Aranda, fueron exonerados por la propia Fiscalía General del Estado para la que trabajan.

El Poder Judicial del Estado confirmó que el expediente relacionado con la muerte del comerciante nunca se judicializó, lo que significa que no se fincaron cargos contra ninguno de los tres miembros de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Este caso se denunció públicamente a través de videos que sustentan la detención arbitraria – no se ha esclarecido la supuesta causa- que con violencia, fue aplicada por dos agentes hombres y una mujer el 23 de noviembre en Celaya.

Aunque el Fiscal General del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre, prometió la investigación del caso, dos días después, emitió un comunicado en el que negó que los elementos de la AIC hayan golpeado a Juan Carlos. Aseguraron que éste murió por un infarto agudo al miocardio al momento de la detención, sin responsabilizar por ello a los agentes.

Esta nueva información fue difundida por el Periódico Correo, luego de consultar insistentemente a la misma FGE sobre el proceso judicial que se iniciaría. Fue el Poder Judicial el que confirmó que no se siguió la causa penal contra los elementos.

Por lo pronto, el caso sigue abierto en la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (Pdheg). Según se informó aún se indaga si los agentes incumplieron los protocolos establecidos para llevar a cabo una detención.

Como parte de la investigación, se entrevistó a la viuda y familiares de Juan Carlos, quienes ratificaron la queja con el expediente 103/2020-C1. Además, se solicitó protección al gobierno municipal frente al temor de sufrir alguna represalia, ya que todo lo ocurrido quedó registrado en video.

“La PDHEG informó que cuenta con los informes generales que entregaron la FGE y el Hospital General de Celaya, en los que se detalla la intervención de cada instancia el día de los hechos”, indica el diario.

Vida dedicada al comercio

Juan Carlos Padilla Arandas es guanajuatense, toda su vida la dedicó al comercio, aunque desde hace poco más de 25 años encontró en la venta de tamales la alternativa para sacar adelante a la su familia.

En el Barrio Resurrección, en la colonia centro de Celaya, Juan Carlos y su familia tienen más de 20 años viviendo, aunque con vecinos se conocen de toda la vida porque sus abuelos también vivieron en la zona hace décadas.

Fátima, la hija menor de Juan Carlos, compartió que fue gracias al negocio familiar: la elaboración y venta de tamales, que su padre pudo costear las carreras profesionales de ella y su hermano.

“Teníamos bastante tiempo que no estábamos mi hermano y yo por completo en el negocio por nuestros trabajos, pero cada que podíamos le echábamos la mano”.

En medio de los múltiples trámites que la noche del lunes tuvieron que hacer como familia para que pudieran recibir el cuerpo de quien fue padre y esposo, Fátima lo recordó como una persona alegre, divertido, cariñoso, jovial, que le gustaba en sus tardes libres ir a jugar basquetbol. “Un gran hombre”, dijo.

Juan Carlos se levantaba a primera hora todas las mañanas para ir a dejar tamales a los dos puestos del negocio familiar, uno en Galería y otro más en Soriana. A las 7:40 am ya estaba de regreso en casa para ir a dejar a Fátima a su trabajo, ella es médico.

Al regresar, dedicaba el resto de la mañana a preparar los tamales que tenían que estar listos antes de las 18:00 horas para que saliera nuevamente a los puestos del negocio a vender los tamales.

Algunas tardes, cuando terminaba temprano la preparación a Juan Carlos le gustaba pasar unas horas jugando basquetbol, luego regresar antes de las 17:30 porque también había compromisos por cumplir con la venta, recuerda su hija.

Los lunes era tradición que su papá pasara por Fátima a su trabajo, pero esta semana todo cambió.

Apenas 10 minutos después de que envió un mensaje a su mamá para recordarle que esperaría a que pasaran por ella, Fátima recibió a las 15:30 horas la llamada de su mamá diciéndole lo que pasaba: unos hombres golpeaban a su papá y lo querían detener sin presentar ninguna orden de aprehensión.

Publicado en PopLabMX. Ver aquí nota completa: Juan Carlos, comerciante celayense, es asesinado por agentes de la Fiscalía General de Guanajuato

 

Categorias
ESTATAL
Sin comentarios

Deja un comentario

Publicidad:

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: