fbpx

Exhortan a los 46 ayuntamientos a proteger a las mujeres y niñas del acoso callejero

Por unanimidad de votos, el Pleno del Congreso exhortó a los 46 municipios a intensificar las medidas para proteger a las mujeres y las niñas de la violencia y...

Por unanimidad de votos, el Pleno del Congreso exhortó a los 46 municipios a intensificar las medidas para proteger a las mujeres y las niñas de la violencia y el acoso, en particular del acoso callejero; a aumentar la seguridad y la protección a través de la realización de campañas de sensibilización de violencia hacia las mujeres; así como programas de capacitación y reeducación de los agresores sobre masculinidades positivas, y la aplicación de normas, políticas y programas de prevención para evitar el acoso callejero.

En la exposición de motivos, la diputada Noemí Márquez Márquez señaló que el acoso callejero es una conducta de connotación sexual en lugares públicos en contra de una persona que no desea o rechaza este tipo de actos y que le causan miedo, enojo, frustración y vulnerabilidad.

Mencionó que el acoso callejero se encuentra legitimado por un sistema social, económico y cultural que históricamente ha asignado a las mujeres al especio privado y a los hombres al espacio público. En este sentido, comentó que la violencia simbólica ejercida a través del acoso supone un ejercicio de poder sobre los cuerpos de niñas y mujeres cuya presencia en escenarios masculinos trasgreden un espacio del que han sido relegados.

“Todas las personas tienen derecho a transitar libremente y con la confianza de no ser violentadas, independientemente del contexto, la edad, la hora del día o el vestuario que usa la persona agredida, los derechos humanos no dependen ni se suspenden por detalles del entorno”, expresó.

La congresista refirió que de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016, a nivel nacional casi una de cada tres mujeres a lo largo de su vida ha sido objeto de piropos o frases de carácter sexual que la molestan o incomodan. Detalló que dichos actos violentos contra las mujeres tienen mayor prevalencia en la calle y en el transporte público.

Expuso que dicha situación tiene consecuencias negativas importantes en la vida de la mujer a nivel psicológico y social, así como de salud, por ejemplo, dijo, las mujeres se ven forzadas a cambiar su forma de vestir, lo que definitivamente se trata de otra expresión más de violencia de género.

“Legisladoras y legisladores el acoso que cotidianamente padecemos las mujeres y niñas en los espacios públicos es inaceptable e intolerable, pues no sólo limita su libertad de movimiento, sino también su capacidad de participar en la vida pública, su acceso a los servicios esenciales y el ejercicio de sus derechos. Sin embargo, se puede prevenir, y es ahí donde debemos concentrar nuestras energías, pero una vez que ocurre, no puede quedar en la impunidad, se debe sancionar”, acentuó.

Asimismo, consideró indispensable que se aborde el problema con cambios sustantivos en la normatividad municipal para incentivar la denuncia, seguimiento y atención del acoso callejero.

Además, indicó que los ayuntamientos de Guanajuato, León, Doctor Mora, Purísima del Rincón, Pénjamo y Cortazar han diseñado y fortalecido anteproyectos de reforma a los Reglamentos o Bandos de Policía, además han logrado implementar como sanción administrativa el acoso sexual en la vía pública; mientras que los ayuntamientos de San José de Iturbide, Comonfort, Salvatierra y Apaseo el Grande se encuentra en proceso de elaboración del anteproyecto de reforma y/o presentación y aprobación por su H. Ayuntamiento.

“Dicha etapa se está llevando a cabo en colaboración con el Instituto para las Mujeres Guanajuatenses y los Mecanismos Municipales de Adelanto para las Mujeres a fin de promover en los municipios el derecho al libre tránsito de las mujeres; así como la garantía de los derechos humanos”, finalizó.

Las diputadas Yulma Rocha Aguilar y Martha Edith Moreno Valencia, y el diputado David Martínez Mendizábal pidieron hacer uso de la voz para hablar a favor de la propuesta de punto de acuerdo.

En su intervención, la diputada Yulma Rocha Aguilar coincidió con lo expuesto por su antecesora, a fin de que se intensifiquen las medidas de protección a las mujeres que viven acoso callejero. Mencionó que dicho tipo de violencia se presentan en diferentes momentos y lugares, tal como sucede en las universidades.

Señaló que el acoso callejero no es culpa de las mujeres, sino de los hombres que lo ejercen. En este sentido, propuso que en el exhorto se incluyan programas de capacitación y de reeducación de los agresores sobre masculinidades positivas.

Detalló que la masculinidad positiva no es de carácter sexista ni homofóbica, ya que es promotora de una vivencia de masculinidad más amplia, diversificada, plural y abierta.

“Si ellos, si ustedes, comienzan a enseñar a los hombres a ser masculinos, a enseñar a los niños y a los jóvenes a ser masculinos en otra forma o en otro sentido, y que en lugar de la competitividad o competencia haya solidaridad, vamos a empezar a cambiar estas estructuras patriarcales de forma más acelerada”, subrayó.

Por su parte, la legisladora Martha Edith Moreno Valencia coincidió con la necesidad de implementar medidas para proteger a las mujeres, niñas y adolescentes del estado, sin embargo, comentó que también es importante abordar el problema desde la normativa de los municipios.

 “Compartimos la necesidad de que el problema de violencia en contra de las mujeres se aborde con cambios sustantivos en la normatividad municipal, sin embargo, desde el Grupo Parlamentario de Morena creemos que no basta a realizarse desde el ámbito municipal, también es necesario que desde el ámbito estatal las autoridades hagamos nuestro trabajo”, dijo.

Asimismo, la diputada indicó que existen varias iniciativas en favor de la erradicación de la violencia en contra de las mujeres, como lo es la creación de una Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos contra las Mujeres. Por último, exhortó a la mayoría parlamentaria a unirse, siempre y no de manera esporádica, a las iniciativas que abordan temas contra la mujer.

Finalmente, el congresista David Martínez Mendizábal manifestó que compartía lo expuesto por sus homólogos de Acción Nacional sobre el tema de la violencia hacia a las mujeres y dijo que apoyaría la propuesta.

Refirió que violencia contra las mujeres en lugares públicos era un problema grave y urgente, y que los hombres tenían una responsabilidad vital, que combatirla dependía de todos porque habían sido criados en una sociedad patriarcal.

Apuntó que preguntaron a niñas y adolescentes si habían cambiado algunos hábitos para atemperar la violencia a que eran sujetas y mencionaron que sí, como cambiar de rutas, dejar de salir tan tarde, entre otras.

Martínez Mendizábal subrayó que el tema era transversal, que también debía abordarse desde la educación en la familia y principalmente en la de los hombres, y que mientras eso no ocurriera iba a venir otra Legislatura y no iba a cambiar nada.

Categorias
ESTATAL
Sin comentarios

Deja un comentario

Publicidad:

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: