EN VACACIONES, IMPORTANTE ALIMENTAR SANAMENTE A LOS MENORES.

* Los alimentos que se proporciona a los niños deben ser atractivos y variados en colores y texturas

DSC_0309

 

La temporada vacacional ha llegado y es importante que los padres de familia no dejen de lado la correcta, sana y balanceada alimentación que deben tener los menores para lograr en ellos buenos hábitos alimenticios y evitar el sobrepeso y la obesidad, que a su vez, desencadenan padecimientos que deterioran la calidad de vida y ponen en riesgo la misma.

Ivette Adriana López Berumen, nutricionista dietista de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 48, del IMSS en León, Guanajuato, dijo que la obesidad en México ha crecido de manera alarmante en los últimos años, lo que ha llevado a que México ocupe el primer lugar en obesidad infantil; indicó que el 26% de los niños en edad escolar tienen sobrepeso u obesidad y uno de cada tres menores de 13 a 16 años también presentan obesidad.

Comentó que estos datos se deben principalmente a malos hábitos de alimentación y a la poca o nula actividad física en los infantes. Además, dijo, en las vacaciones se difieren los horarios de comida, la calidad de la misma, así como la cantidad de los alimentos que se ingieren, los cuales generalmente contienen altos contenidos de grasa y azúcar, por ello, llega a presentarse un aumento de peso y talla en la época vacacional.

Señaló que, además de lo anteriormente señalado, se deja de lado la actividad física porque los menores pasan más de tres horas sentados frente al televisor y/o jugando con videojuegos que no representan ninguna actividad física benéfica.

Todos los niños deben realizar mínimo una hora de actividad física diaria, buscar que consuman refrigerios ricos en fibra y vitaminas, como las frutas y verduras, además de beber agua natural, recomendó López Berúmen. Indicó que ningún líquido debe suplir el consumo de agua, ya que los líquidos que la población acostumbra dar a los menores, como refrescos y jugos, tienen alto contenido de azúcar.

Refirió que es importante no proporcionar golosinas a los niños, ya que hacerlo representa la ingesta de un alto contenido de azúcar y que, en caso de darles dulces, deberá ser sólo una o dos veces por semana.

Dijo que las frituras ricas en grasas saturadas y sal, son de los preferidos de los niños, pero de los más perjudiciales para su salud y que no aportan nada positivo a los menores, sino al contrario, elevan la presión arterial, por lo que a temprana edad podría generarles la aparición de diabetes mellitus e hipertensión.

Recomendó la funcionaria del IMSS que los alimentos que se proporcionen a los niños sean atractivos y variados en colores y texturas y las frutas y verduras cuentan con estas características, señaló, lo que facilita la preparación de platillos variados para los menores.

Indicó que lo mejor es inculcar buenos hábitos alimenticios y la actividad física a los menores para evitar las enfermedades que deterioran la calidad de vida, no sólo del paciente, sino de las personas que los rodean. Concluyó que la opción ideal es que los padres de familia acerquen a sus hijos al programa ChiquitIMSS, en las Unidades de Medicina Familiar del Instituto para involucrarlos en el cuidado de la salud, desde edades tempranas.

Categorias
BOLETIN DE PRENSATIPS DE SALUD
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com