GOBIERNO OCULTA MOTÍN EN CERESO MIL, QUE DEJÓ TRES BALEADOS

Reclusos inconformes por las restricciones implementadas por la Secretaría de Seguridad Pública para la prevención de la propagación del COVID-19, protagonizaron en el Cereso Mil de Valle de Santiago...

Reclusos inconformes por las restricciones implementadas por la Secretaría de Seguridad Pública para la prevención de la propagación del COVID-19, protagonizaron en el Cereso Mil de Valle de Santiago una riña campal. Aunque la confrontación con custodios dejó como saldo al menos cinco personas lesionadas, el Gobierno del Estado ha intentado ocultar el hecho que algunos testigos han llamado “motín”.

Familiares de personas que están internas en el Cereso Mil de Valle de Santiago informaron a POPLab que la riña duró varias horas durante la tarde-noche del jueves, hasta que durante la madrugada del viernes se controló.

Una de las versiones señala que en el Hospital Bicentenario en Valle de Santiago están internados tres personas por impacto de bala. Las armas las habrían accionado desde las torres de vigilancia.

Sin embargo, desde el Gobierno del Estado no ha existido información o pronunciamiento sobre lo ocurrido en el Cereso Mil de Valle de Santiago. Incluso, al solicitar la postura de las autoridades estatales, solo se ha dicho que están “revisando el tema”, porque no hay confirmación de que se registrara la riña.

Diversos testimonios de familiares, un funcionario de seguridad y abogados litigantes, aseguraron que para controlar la riña, que habría iniciado desde las 13:00 horas del jueves, solo intervinieron elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado.

El saldo de la campal es de cuatro internos lesionados y un custodio. Todos se encuentran recuperándose en el Hospital Bicentenario de Valle de Santiago.

Prohíben ingreso de alimentos y visita conyugal.

Desde hace tres semanas, la Secretaría de Seguridad Pública informó de las nuevas medidas de restricción que se tomarían en todos los centros penitenciaros del estado para prevenir la expansión de la pandemia por el COVID-19.

En una de las primeras conferencias de prensa del Gobierno del Estado para informar sobre el coronavirus, el secretario de Seguridad Pública, Alvar Cabeza de Vaca Appendini, informó las nuevas disposiciones para los Ceresos.

La suspensión de permisos para el ingreso de alimentos a los reclusos y las visitas conyugales son dos de las medidas que más ha causado inconformidad en la comunidad penitenciaria, reclamo al que se unen sus familias.

Las visitas a locutorios y el resto de las visitas quedaron suspendidas, solo dejaron disponibles las que pueda realizar la Comisión Nacional de los Derechos humanos, la Procuraduría Estatal de Derechos Humanos, y las de los defensores públicos o privados.

Desde la segunda quincena de marzo solo se tiene autorizada una vez a la semana, en sábado o domingo, la visita de una persona por persona privada de la libertad, solicitando el lavado de manos a la visita, utilización de gel antibacterial, y para los reos que habitan el dormitorio 2 y 4 del Cereso de Valle de Santiago, solo se autorizará una persona el día en que tienen programada su visita.

Con las nuevas medidas anunciadas por la Secretaría de Seguridad Pública comenzaron las inconformidades no solo por parte de las personas privadas de la libertad, sino por los familiares que ahora no podrían visitar a sus seres queridos ni llevarles alimentos.

En una nota publicada por Noticias Vespertinas el 20 de marzo, se consignan las inconformidades en el Cereso de León por la suspensión de las visitas conyugales.

Mujeres entrevistadas confirmaron que se temía que el estrés de los reclusos generara un motín en el Cereso de León. De acuerdo con los testimonios de las esposas de reclusos, las visitas conyugales podían hacerse todos los días de 16:30 a 21:30, aunque cada interno tenía permiso para una semanal.

Riña deja cinco heridos

La riña campal que inició desde la tarde del jueves y que tardó en controlarse alrededor de 14 horas, dejó como saldo al menos cinco personas heridas, cuatro internos y un custodio, coincidieron las fuentes consultadas por POPLab.

En la consulta, también informaron que el origen de la riña, en la que habrían participado entre 30 y 40 internos, fue la serie de restricciones que implementó la Secretaría de Seguridad Pública como medida preventiva para evitar la propagación del COVID-19.

A cargo de controlar la campal en el Cereso Mil de Valle de Santiago estuvieron las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado.

También se mencionó que las personas lesionadas se encuentran recibiendo atención médica en el Hospital Bicentenario, en el mismo municipio de Valle de Santiago.

Autoridades callan

Ante la riña que se registró desde el jueves, las autoridades han intentado ocultar los hechos, y aunque se ha preguntado a las autoridades a través de los jefes de prensa, la única respuesta es que todavía no se confirma si ocurrieron los hechos.

Sin embargo, fuentes distintas confirmaron a este medio que la riña comenzó desde las 13:00 horas del jueves.

En las cuentas oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y del secretario, Alvar Cabeza de Vaca, tampoco se ha mencionada nada de la riña y de las inconformidades que han generado las medidas de restricción.

Fuente: POP LAB

Categorias
ESTATALGENERAL
Sin comentarios

Deja un comentario

Publicidad:

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: