fbpx

LA REFINERA

¿DEBATE? El sábado se llevó a cabo la exposición de temas y propuestas que el Instituto Electoral del estado de Guanajuato llamó equivocadamente ‘debate’, con 9 asistencias y dos...

¿DEBATE?

El sábado se llevó a cabo la exposición de temas y propuestas que el Instituto Electoral del estado de Guanajuato llamó equivocadamente ‘debate’, con 9 asistencias y dos faltas, los candidatos salmantinos que buscan llegar a la Presidencia Municipal de Salamanca se dieron cita para ser escuchados en un ejercicio que debió demostrar algo más que verborrea. Honestamente, por parte del IEEG se notó la férrea instrucción de evitar altercados por lo que más bien parecía congreso de propuestas o mejor dicho exposición de clase, porque de debate, pura simulación. Ello no permitió los duros señalamientos que hubiesen sido el detonante para que al menos tres candidatos se despidieram por incapaces y antagónicos a sus discursos pues no tenían idea de lo que estaban haciendo y lo peor del caso fue que olvidaron el oscuro pasado de los institutos políticos que los cobijan y en otros casos dejaron de lado el lóbegro papel que siguen desempeñando.
De verdad que ha sido una pérdida de tiempo haber estado por una hora y media escuchando inapetentes porfías pues salvo en dos ocasiones se pudieron echar en cara verdades; me hubiese satisfecho al menos no ver leer a ninguno pero ni eso pudieron hacer, demostrando así impericia y hasta aprensión.
Vaya que nos falta ver un verdadero debate y tal parece que ya nadie sabe cómo hacerlos ni cuál es su sentido.

QUE GANEN LOS SALMANTINOS
Refiriéndome al debate, me he percatado que varios de los candidatos han señalado que ellos fueron los ganadores, me da gusto que se sientan empoderados y que incluso algunos hayan hecho mejor papel al realizar dos que tres señalamientos en contra de ciertas iniquidades cometidas en el Gobierno de Beatriz Hernández Cruz y en el de los panistas como Justino Arriaga y Antonio Arredondo; pero me gustaría decirles a todos los candidatos que los que debemos ganar somos los ciudadanos, los salmantinos, somos nosotros los que tanto sufrimos las consecuencias que ha dejado toda la corrupción y los malos manejos de quienes han ‘gobernado’ durante los últimos 9 años, por eso digo, que ganemos nosotros, que tengamos bienestar, seguridad, empleo, que gane la transparencia, que la obra pública se quede en el municipio, que se terminen las adjudicaciones directas, que haya un trato verdaderamente humano y que se nos den cuentas transparentes, que ganen los que menos tienen para que en lugar de recibir efímeros beneficios, reciban un bienestar permanente; no basta recibir de vez en cuando sino saber cómo tener siempre… Es por ello que insisto, que ganemos los salmantinos y llegue quien llegue, lo que importa es un trabajo eficiente, efectivo, donde no quepan los excesos ni las injusticias, como lo he externado siempre, que la democracia nos deje el representante pero quien ocupe la silla grande,  que nos haga ganar a todos.

LA INJUSTICIA

A los aliados y a la propia Beatriz Hernández Cruz les va a salir caro el haber actuado injustamente tras despedir al contralor Miguel Enrique Cordero Saucedo, después de haberlo destituido sin razonamiento lógico, el titular del órgano de control regresará y tendrán que entregarle todo el dinero que le quitaron al despojarlo de su función pública, por lo menos habrá que pagarle 600 mil pesos y ello significa un daño al erario que no debió suceder, pero el autoritarismo que ha caracterizado a la ahora petista Beatriz Hernández es el aojamiento que nos mantiene hundidos pues antes están sus intereses que la ventura de los ciudadanos, por eso, literalmente hizo hasta lo imposible para quitarse esa óbice de su camino, pues el contralor le estorba para poder continuar saqueando este municipio, eso deja severas consecuencias, la primera es que regresará el contralor y con ello retornan las investigaciones que se llevaban a cabo…
La segunda es que se tendrán que pagar sueldos caídos, vacaciones, prestaciones y todo ello por culpa de una tropelía, atropello o abuso orquestado por Beatriz Hernández Cruz, José Luis Montoya Vargas y todos los ediles que votaron a favor de la remoción, así que de alguna u otra forma, esta injusticia deja sus consecuencias.

¿Y LOS 900 MILLONES?
He escuchado una y otra vez decir a los candidatos que en Salamanca se tiene un presupuesto de 900 millones de pesos anuales para satisfacer las necesidades de todo el municipio, esa abundante cantidad ¿debería ser suficiente para mantener un municipio al menos en medianas condiciones? No soy quién para responder eso, lo cierto es que en ningún rubro se cumplen cabalmente las obligaciones que tiene cada administración pública, por ello debemos cuestionarnos ¿a dónde se han ido 2 mil millones 700 mil pesos que las arcas municipales obtienen cada tres años?; y es que no hay que ser muy expertos en finanzas para saber que el dinero de los salmantinos se va a un barril sin fondo que finalmente llega a las cuentas de unos cuántos, pues tampoco hay que ser perito para percatarnos que a pesar de lo que parece ser una colosal cantidad, no hay seguridad, ni obra pública de calidad, no existe la creación de empleos, no hay pruebas del verdadero desarrollo social ni económico, es decir, todo ha quedado en pura miaja para la gente que más lo necesita, todo ha sido pura escoria para el desarrollo y entre mucho fingimiento, disimulo y encubrimiento, Salamanca se ha ido desmoronando; por tales motivos, es tiempo de pensar que para la venidera administración se tiene que transparentar cada centavo y eso solamente va a ocurrir si como ciudadanos exigimos, levantamos la voz y nos interesamos realmente por lo que nos pertenece.

Categorias
EDITORIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Publicidad:

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: