fbpx

BIÓSFERA

Desavenencias Por: Alfonso Díaz Rey En cualquier grupo humano es común que existan opiniones diferentes sobre temas o problemas que les conciernan, aun en un equipo de gobierno; sin...

Desavenencias

Por: Alfonso Díaz Rey

En cualquier grupo humano es común que existan opiniones diferentes sobre temas o problemas que les conciernan, aun en un equipo de gobierno; sin embargo, cuando en este último caso las diferencias son de fondo, esa situación reclama la mayor atención de la instancia en la que recae la más alta responsabilidad y, también, la de los gobernados.

Las diferencias de forma indican la presencia de contradicciones de orden secundario o menor, que pueden superarse mediante diálogo y que no cuestionan los objetivos establecidos; las de fondo, muestran la existencia de contradicciones y posiciones irreconciliables, cuya superación ocurre con el triunfo de una de las posiciones en pugna.

Es necesario, y además sano, que un régimen que se califica de democrático informe a la ciudadanía el origen y el porqué de este tipo de situaciones al interior del equipo de gobierno y las resuelva en función del cumplimiento de sus objetivos y las expectativas de la mayoría de la población.

No es secreto la oposición a la política del gobierno por parte de la oligarquía y sus lacayos que, en la búsqueda por recuperar poder político y privilegios que vieron mermados tras el ascenso del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, han orquestado campañas de desprestigio y de odio, pidiendo la renuncia del presidente; lo que es hasta cierto punto entendible, por ser miembros de una clase que resultó afectada por la política social del nuevo gobierno.

Sin embargo, el hecho de que en el equipo de gobierno y miembros de la coalición de partidos que ganaron la elección, para ocupar puestos en el poder legislativo, existan personas que defienden intereses opuestos a los de la nación y a los que constituyeron la oferta política por la que se decantó mayoría de los electores que acudieron a las urnas el 1 de julio de 2018, es indicativo de que la derecha conserva aún buena parte de su poder y lo está utilizando para socavar los intentos no solamente de cambios, sino de limpieza y eliminación de lacras y vicios causantes en buena medida del deterioro de las condiciones de vida y trabajo de la inmensa mayoría del pueblo mexicano.

La presencia de representantes de la derecha en el gabinete del gobierno federal, en el poder legislativo y los que aún permanecen en el judicial y otros organismos, son un serio obstáculo para avanzar en los intentos de transformación de nuestro país. La conciliación de las posiciones de la derecha y las de quienes se esfuerzan por cambiar las deplorables condiciones que el neoliberalismo impuso al pueblo en su paso por el gobierno de la república, es una forma de mantener vigentes una serie de contradicciones, antagónicas e irreconciliables, que erosionan y restan credibilidad al actual gobierno, a la vez que ganan tiempo para preparar la ofensiva que les permita recuperar el control del poder político.

La reciente filtración de una grabación en audio, que exhibe diferencias entre miembros del equipo de gobierno y pretendió la desacreditación del funcionario responsable de la política medioambiental en el país, política cuya correcta aplicación afecta intereses de poderosos grupos monopólicos locales y extranjeros, es una muestra de la manera en que, al interior del gobierno, se desarrolla una lucha por imponer intereses de clase por sobre los de la nación, los de la naturaleza y los de la vida misma.

En los procesos sociales, biológicos y naturales la presencia de contradicciones es algo normal, fundamental y necesaria para su desarrollo. La dirección de ese desarrollo depende de la que adopte la solución de tales contradicciones, sobre todo las antagónicas.

En los procesos sociales, los avances o retrocesos ocurren, precisamente, cuando prevalecen o dominan los elementos que representan esas posiciones en las contradicciones existentes en una sociedad determinada. La preponderancia de algún elemento en una contradicción no necesariamente la elimina; en ocasiones se crean condiciones que la exacerban. La solución a esa contradicción se tendrá cuando uno de los dos elementos desaparezca; entonces, las nuevas condiciones crearán nuevas contradicciones que en su desarrollo marcarán el rumbo de esa sociedad.

Las «diferencias» de opinión surgidas entre los miembros del equipo de gobierno de López Obrador son la respuesta a la presencia de contradicciones a las que, como se comenta líneas arriba, debe prestarse la mayor atención y procurar que su tratamiento contribuya a crear condiciones para la transformación de nuestro país.

En ello tendrá mucho que ver la participación consciente, organizada y decidida de la ciudadanía.

Salamanca, Gto., 23 de agosto de 2020.

Categorias
BIÓSFERA
Sin comentarios

Deja un comentario

Publicidad:

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: