Palabras MÁS…PALABRAS Menos

UNA JOVEN Y MUY ESTIMADA AMIGA me pidió una sugerencia respecto a elección vocacional. Y la verdad es que si sé algo de ese tema…casi soy un experto en...

UNA JOVEN Y MUY ESTIMADA AMIGA me pidió una sugerencia respecto a elección vocacional. Y la verdad es que si sé algo de ese tema…casi soy un experto en lo que no se debe de hacer, pues me la he pasado cometiendo bastantes tonterías. Por ello, me permito hacer el siguiente comentario, que ojalá le pudiera ser de utilidad a ella o a algún otro joven:

“Hay que vivir sin trabajar”, que la actividad que te dé el sustento sea como un juego, algo que disfrutas; algo que incluso harías sin que te pagaran. Aunque es muy valioso que te proporcione satisfacciones materiales. Recuerdo mucho a un amigo artesano, el cual , cuando se iba a su taller, siempre me decía : “me voy a jugar, ya es hora.” Y está considerado uno de los mejores ebanistas de su estado, y compite a nivel nacional.

Una persona joven o de cualquier edad, al elegir que estudiar debería ante todo preguntarse sí el camino por recorrer -como decía Don Juan, el personaje de Carlos Castaneda- “tiene o no tiene corazón”. Debe producir un sentimiento de alegría, de interés, de verdadera atracción y no ser elegido únicamente por consideraciones prácticas. Esto último resulta –como en los matrimonios por puro interés- una situación de desamor e infelicidad.

Por otra parte el prospecto debe tener clara la realidad social de la carrera, investigar respecto al campo de trabajo: lo que se puede esperar, lo bueno y lo malo de las actividades que implica.

Resulta muy útil visitar -sí es posible- los lugares donde se realiza la actividad de que se trate, conversar con profesionales del ramo y escudriñar los detalles más allá de la superficie.

La situación económica no debe ser la prioridad para escoger una carrera. Sí alguien está solamente interesado en el dinero, lo mejor será que a aprenda a hacer unos buenos tamales o tacos; también el área de las ventas puede tener algo de futuro o cualquier negocio que implique dar el salto de empleado a empresario.

Un alumno mío ya no quería estudiar porque en un negocio de utensilios de plástico gana como 600 pesos diarios y se da cuenta de que muchos profesionistas no tienen ese ingreso. Sin embargo, lo convencí de que estudiara contabilidad o administración de empresas.

Lo ideal sería que el estudio a realizar implicara una seguridad económica, pero no siempre es así, menos en estos tiempos. Sin embargo, también está el caso de quien elige algo que no ofrece mucho futuro material, pero en base al entusiasmo y la constancia logra un estatus decoroso y hasta de bonanza. Aunque haya estudiado filosofía…

El placer que sintamos al realizar una actividad influirá en las ganancias económicas: “Se os dará por añadidura.”

Lo importante es que nos sintamos felices con lo que hacemos, pues (estoy de acuerdo con el Dalai Lama:) “La felicidad es el sentido de la Vida.” Y es eso lo que deseo para mi amiga…y para todos los lectores jóvenes y no jóvenes de “El Salmantino.”

Categorias
EDITORIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

  • LA REFINERA.

      A VER PA CUANDO.- Mas que la novatez le esta pegando a la actual administración municipal, de la alcaldesa Beatriz Hernandez Cruz a quien le estan fallando sus...
  • BIÓSFERA

    Recursos naturales, justicia social y sostenibilidad Por: Manuel De la Torre Rivera Para que surjan nuevos modelos de progreso, necesitamos «cambiar el modelo de desarrollo global», lo cual...
  • Palabras MÁS…PALABRAS Menos

    Por: Iván Juárez Popoca. UNA DE LAS GRANDES MENTIRAS que se han dicho, para atacar a López Obrador, es que dentro de la supresión de la mal llamada “reorma...
  • LA CHACHALACA

    Mis compas buen dominguito tengan todos ustedes!! Ya estamos cerca, pero muy cerca de que comience el maratón Guadalupe-Reyes y ya me estoy preparando, por eso ya le hice...
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com