ETERNA JORNADA

COMENTARIOS DE PRINCIPIO DE AÑO Por Manuel De la Torre Rivera En esta ocasión me van a disculpar que no tenga un mensaje optimista como acostumbro, no dudo que...

COMENTARIOS DE PRINCIPIO DE AÑO

Por Manuel De la Torre Rivera

En esta ocasión me van a disculpar que no tenga un mensaje optimista como acostumbro, no dudo que en ello tenga algo que ver la avanzada edad que poseo, pero creo que la principal causa es la delicada situación que prevalece en el mundo en aspectos trascendentales como la preservación de la paz mundial, la desigualdad e injusticia que le acompaña, la situación de grandes conglomerados de desplazados por la guerra, las oleadas de emigrantes por el desempleo y la grave afectación del medio ambiente y la extinción de especies que le ha llevado a la naturaleza millones de años de evolución y que ahora desaparecen en medio de la ignorancia, la abulia o la maldad de quienes podemos hacer algo y no lo hacemos.

Soy persona que se resiste a creer que pueda más un puñado de multimillonarios al frente de las empresas trasnacionales y de los centros financieros del mundo, que ocho mil millones de habitantes del planeta que de una u otra forma se ven o se verán afectados si la humanidad es incapaz de hacer frente al cataclismo que se puede venir y que ya se evidencia por todos los rincones del orbe, pero que sin embargo el camino para lograrlo es difícil y aún no se ha alcanzado la madurez necesaria para el cambio.

Esa madurez requiere de dos condiciones para manifestarse: uno, que las condiciones objetivas es decir la realidad social, económica y ambiental, lo demande, y ya se cumplen sobradamente con lo descrito en el primer párrafo de este artículo y; dos, que las condiciones subjetivas, es decir que la gente con conciencia y organización esté decidida a hacerle frente por ser una situación que ya es insostenible y es aquí donde todavía falta mucho por hacer.

Ante una situación crítica como un sismo, un incendio forestal que afecta a una comunidad o un tsunami sorpresivo, siempre son los más preparados y con la mejor organización los que pueden enfrentar la contingencia con mayores posibilidades de vencerla; de igual manera, la grave situación socio económica y ambiental que amenaza la humanidad y la vida reclama de los más aptos y mejor organizados para encabezar la resistencia y la sociedad en su conjunto debe crear las condiciones para contar con esa organización social amplia que permita enfrentar el enorme reto.

Ya desde los tiempos primitivos el hombre se dio cuenta que para defenderse de bestias mayores y conseguir alimentos le era necesario organizarse en grupos bien preparados para esa lucha y así llegaron al convencimiento que la unión hace la fuerza. Los que siempre han explotado al hombre saben que la manera de vulnerarlo es dividiéndolo, esa premisa quedó resumida en una frase de lucha que desde el siglo XIX nos convoca diciendo: “Trabajadores del mundo: ¡Uníos!” y ¿por qué hace un llamado a los trabadores? Porque son ellos quienes generan la riqueza que todos disfrutamos, y de manera “natural” han sido reunidos para la explotación capitalista y que también pueden utilizar esa unidad para su defensa y al hacerlo, defender los intereses de la sociedad en su conjunto, así surgió el sindicalismo.

El empresario explotador rápidamente buscó la forma de neutralizar esa unidad de los trabajadores y en alianza con el Estado capitalista han organizado su desunión mediante reformas laborales y la corrupción de los líderes sindicales, orillando al trabajador a su defensa en forma individual por tanto en condiciones muy desfavorables para su éxito y en esa dirección apuntan todas las contra reformas neoliberales que ha implementado el Estado mexicano.

Esa clase empresarial explotadora del trabajador y el Estado mexicano con todas sus instituciones que incluyen los medios de educación, de información y las fuerzas armadas, constituyen la oligarquía dominante con medios propagandísticos poderosos, que tratan de hacernos creer que vivimos en el mejor de los mundos posibles y que debemos aceptar y aplaudir la catástrofe en que tienen hundido al país, como lo demuestran los siguientes datos:

“De acuerdo con los nuevos indicadores, los pobres del mundo eran, en noviembre pasado, 3 mil 460 millones de personas; es decir, 48.4 por ciento de la población mundial. Los niveles de pobreza de México forman parte de la miseria del mundo, aunque la proporción de los mexicanos excluidos superan al promedio mundial: la desigualdad es el peor récord del sombrío panorama que cubre la República.”

“Tiene otros récords: 1) México es el país más corrupto (Transparencia Internacional); 2) México es el país más violento de América, y se encuentra entre los 10 más violentos del mundo, sólo superado por Siria, que vive un conflicto bélico infernal (International Institute for Strategic Studies), (hay quien alega que no está dentro de esos 10); 3) México y Centroamérica encabezan las regiones más críticas de América Latina y el Caribe, con la mayor violencia hacia las mujeres (informe Del compromiso a la acción, de ONU Mujeres y el PNUD); 4) México ocupa el segundo lugar en obesidad y sobrepeso en el conjunto de América Latina y el Caribe, debido a la malnutrición, especialmente de los niños mexicanos.”i

En el siglo XX hubo cuatro movimientos libertarios entre otros, que han sido encabezados por los más preparados de su propio país, si bien no todos pudieron conservar el poder conquistado, nos referimos al movimiento bolchevique en la ex Unión Soviética, en segundo lugar a la revolución mexicana de 1910, en tercer lugar la revolución cubana que ha resistido por más de cincuenta años el injusto bloqueo económico del imperio norteamericano y en México, el movimiento zapatista que en condiciones muy difíciles ha resistido el hostigamiento del Estado mexicano. También es digno de esta mención el gobierno de Sudáfrica que derrotó al Apartheid.

Soy persona que se considera de izquierda y he conocido a personas que han entregado lo mejor de sí mismos a esa lucha y que han logrado frutos como el zapatismo victorioso, pero creo, autocríticamente, que aún existen el dogmatismo, el sectarismo y aún el oportunismo en nuestras filas que nos impide avanzar al ritmo que demanda la apremiante necesidad de unidad.

Consulta en línea: http://www.jornada.unam.mx/2018/01/02/opinion/012a1pol

Categorias
EDITORIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

  • LA REFINERA.

      ALIBABA Y LOS 40…?? En el transcurso de esta semana la alcaldesa electa Beatriz Hernández Cruz ratifico su dicho que atenderá el clamor ciudadano de ofrecer una administración...
  • B i ó s f e r a ( Kuxtal / Yolistli )

    Ser buen ciudadano y el medioambiente Por: Guillermo Alejandro Ramírez Carmona El aire puro es el primer alimento y el primer medicamento.- Hipócrates. Hay un grupo de ciudadanos salmantinos,...
  • LA CHACHALACA

    Mis compas buen dominguito tengan todos ustedes!! Qué tal se la pasaron en estas fiestas patrias?? Bueno en lo que se recuperan de la desvelada amonos recio a lo...
  • ETERNA JORNADA

    El color de la impunidad Por: Altagracia Mosqueda Liceaga Ha quedado a la luz pública que la Reforma Educativa, considerada “de gran calado” en la aún administración de Enrique...
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com