HOSPITAL GENERAL SALAMANCA SIGUE INCURRIENDO EN ATENCIÓN NEGLIGENTE

  Fue el IMSS quien brindó atención médica urgente a embarazada derechohabiente del Seguro Popular, con síntomas de intoxicación con picadura de alacrán, quien  después esperar una hora ni...

 

  • Fue el IMSS quien brindó atención médica urgente a embarazada derechohabiente del Seguro Popular, con síntomas de intoxicación con picadura de alacrán, quien  después esperar una hora ni siquiera fue recibida.

La atención negligente y tardía en el Hospital General Salamanca, sigue poniendo en riesgo a beneficiarios del Seguro Popular, luego de que la noche de este martes una mujer embarazada que arribó al nosocomio para solicitar atención médica urgente, por los síntomas de intoxicación que la aquejaban a consecuencia de la picadura de alacrán que había sufrido, tuvo que acudir al IMSS donde de inmediato recibió la atención que ameritaba.

La paciente de nombre Natalia de 30 años de edad beneficiaria del Seguro Popular después de una hora de espera sin ser valorada y solo recibida por el guardia de seguridad, acudió en espera de recibir la atención médica que necesitada luego de que al encontrarse en su hogar en la colonia Virreyes, alrededor de las 07:30 de la noche sufrió una picadura de alacrán, solicitando la ayuda de Cruz Roja para trasladarla al Hospital General.

A consecuencia de la intoxicación fue la desesperación de sus familiares al ver que su dificultad para respirar que se agravaba a cada minuto que transcurría, después de una hora de espera sin ser atendida, tomaron la decisión de acudir a otra institución médica, sin embargo al acudir a una particular, se les informó que no tenían el antídoto, por lo que se les sugirió lo que ya les había comentado personal de Cruz Roja que por tratarse de una emergencia, podían acudir a cualquier institución pública a recibir el servicio, decidiendo por ello acudir al Seguro Social aún y cuando, si era necesario tuvieran que pagar por el servicio.

El esposo de la paciente  indicó que su principal preocupación era que el veneno de alacrán pudiera afectar al bebé de seis meses de gestación, toda vez que los malestares provocados por el veneno de alacrán le paralizaban cada vez más las articulaciones y sufría calentura, mientras los problemas para respirar eran cada vez mayores.

“El problema es que ante la urgencia y la desesperación de ver que no brindan la atención, es por lo que optamos por retirarnos del Hospital General en busca de otro servicio que fuera más efectivo, porque la verdad uno no sabe como actuar, si se pasa uno de buena gente y no exige la atención, pues ahí continúa uno, esperando pero si reclamas y exiges que los atiendan, suelen tachar a uno de agresivo y hasta la cárcel me pueden enviar”, indicó Juan Carlos Garcia esposo de la paciente.

El ciudadano lamentó la deficiente atención por no brindar el servicio de manera oportuna, y que la gente tiene que esperar mucho tiempo para ser atendidos, obligando a los pacientes a tener que soportar los malestares mientras esperan no una, sino hasta tres, cuatro o más horas para ser atendidos, “ahorita por ejemplo se quedaron dos mujeres embarazadas que ahí, una de ellas ya casi desmayándose y ni quien la atendiera”, lamentó el ciudadano.

 

 

 

Categorias
GENERALLOCAL
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com