RETIENEN A PACIENTE EN EL HOSPITAL GENERAL SALAMANCA PARA OBLIGARLO A PAGAR POR LA ATENCIÓN RECIBIDA

  Familiares del derechohabiente del Seguro Popular son presionados para forzarlo a pagar $15 mil pesos a pesar de su precaria condición económica. A pesar de haber sido dado...

 

  • Familiares del derechohabiente del Seguro Popular son presionados para forzarlo a pagar $15 mil pesos a pesar de su precaria condición económica.

A pesar de haber sido dado de alta, un paciente con derechohabiencia del Seguro Popular hasta la tarde de este sábado le había sido negada la salida del Hospital General de Salamanca, por no tener recursos para pagar los gastos que ameritó la atención médica durante los 41 días hospitalizado por una infección en el sistema neurológico que le causó parálisis en la mitad de su cuerpo.

La señora Ma. Carmen Rodríguez madre de Rafael Eduardo Sosa, un joven de 22 años de edad, habitante de la comunidad de La Luz, con lágrimas en los ojos, expresó la desesperación de no poder llevar a su hijo a casa, después de casi mes y medio de acompañarlo en los momentos difíciles de una enfermedad, cuyo nombre del diagnóstico no recordó, solo atinó a decir que es una infección en la cabeza.

“Aquí tenemos según dijeron 41 días; (aunque) ya supuestamente desde ayer me lo dieron de alta en la tarde; y ahorita lo tengo en un sillón, lo tenía en una cama en la sala de día, pero ya está desde ayer en un sillón y no lo dejan salir porque quieren que de $15 mil pesos”.

El cobro señalo la angustiada madre, supuestamente es porque “el día que ingresó aquí, a mí me habían hecho un, cómo se le nombran (estudio) socioeconómico, el que no me acuerdo, a lo mejor fue cuando mi hijo estaba enfermo, no sé, yo no recuerdo”.

Agregó que el joven quien se desempeñaba como ayudante de albañil hasta antes de su enfermedad, el cual le provocaba dolores de cabeza y un desmayo por el que lo ingresaron de urgencia.

Su padre Eduardo Sosa también albañil de profesión, quien había salido a conseguir algo de dinero al momento de la entrevista, la cual se realizó en el exterior del Hospital General debido a que el joven no podía recibía visitas, según lo informado por personal de seguridad, el paciente estaba dado de alta, y como ya no tenía asignada una cama, pero tampoco tenía autorizada la salida.

La señora Carmen dijo que su condición económica es muy precaria, porque Rafael Eduardo cuando trabajaba ganaba $1,200 pesos a la semana, casi igual que su papá; “pero desde que se enfermó mis hermanas y los familiares, nos han estado ayudando con los gastos, sobre todo para comprar pañales, porque desde que se enfermó, los seguirá necesitando”.

La madre acompañada de su hermana Olivia, señaló que aún y cuando su esposo pudiera conseguir algo de dinero “no tenemos para endrogarnos, porque además de estar comprando lo que necesite, no dijo el doctor que necesitará terapia de rehabilitación para que pueda recuperar algo de movilidad en la mitad del cuerpo que tiene paralizada”, por lo que también necesitará silla de ruedas o por lo menos un andador.

Para concluir dijo sentirse confundida “porque entonces para qué es el Seguro Popular, si se supone que es para ayudar a la gente que no tenemos dinero”, señaló al indicar que según los 15 mil pesos son por gastos de estudios y medicinas, “pero yo me pregunto entonces para qué es el Seguro Popular, se supone que es para darle atención médica a las personas que como nosotros no tenemos dinero para curarnos”, señaló al manifestar la incertidumbre de no saber lo que pasaría, mientras tanto su hijo permanecía en una silla sin poderse mover por sí mismos y sin poder salir del hospital.

 

 

Categorias
LOCAL
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com