ENCUESTAS EN CINES, NUEVA FORMA DE SECUESTRO VIRTUAL.

Corporaciones policiacas internacionales informaron que ha llegado una nueva forma de operar para fingir secuestros exprés. Se alerta sobre secuestros exprés apócrifos que  se valen del temor de la...

Corporaciones policiacas internacionales informaron que ha llegado una nueva forma de operar para fingir secuestros exprés.

Se alerta sobre secuestros exprés apócrifos que  se valen del temor de la familia al no poder conectarse con la supuesta víctima –que está con el móvil desconectado en la sala de cine– para conseguir el dinero.

Grupos delictivos se están dedicando a realizar encuestas afuera de los cines, con preguntas que señalan diversos aspectos de calidad del recinto, preferencias cinematográficas, críticas sobre cine, otros temassobre el séptimo arte, y durante el espacio, se solicitan datos personales para luego otorgar “promociones” que parecen tener un propósito de marketing.

Esta actividad, resulta ser un engaño que pretende obtener información personal y confidencial sobretodo de adolescentes, a quienes les hacen hincapié de apagar su celular para que se disfrute más la película y en otros casos como parte de una recomendación de la empresa “apaga de una vez tu celular, vamos a asegurar que disfrutes la película”, “haremos una llamada durante la función y si está apagado ganarás la promoción que tenemos para ti”, señalan los defraudadores,  quienes aprovechan este espacio para fingir un secuestro exprés conociendo el nombre, la dirección, los gustos y otros datos personales de la supuesta víctima.

Al respecto, corporaciones policiacas de otros países confirman que la forma de operar es la misma; “los estafadores simulan estar realizando encuestas en la puerta de las salas de exhibición sobre determinadas películas o hábitos de acudir al cine. Incluso ofrecen participar en el sorteo de un premio a los que la cumplimenten. Con este procedimiento consiguen datos claves, particularmente la dirección, el teléfono fijo y el móvil. Pero, además, se ganan a los encuestados y les sonsacan algún detalle personal, como sus acompañantes, o si tienen perro, por ejemplo”.

Así operan…

Con esta remesa de datos en su poder, los estafadores llaman al teléfono de casa y aseguran a los familiares –normalmente los padres– que tienen secuestrado al que ha realizado la encuesta, manipulando con identificaciones como la ropa que llevaba al salir de casa o lo que le hayan podido indagar. Les indican que lo llamen al móvil si quieren comprobarlo, y al estar apagado, vuelven a llamar los supuestos secuestradores y quedan con la familia en un breve lapso de tiempo. Habitualmente incluso se han aproximado al domicilio, ya que tienen la dirección, para establecer la entrega del dinero ágilmente antes de que los asustados familiares tengan tiempo de pensar.

Cuando los supuestos secuestradores se van, la familia descubre que la víctima estaba en realidad en el cine.

Ante este tipo de estafas, la Policía insiste en la necesidad de evitar otorgar  datos personales en este tipo de encuestas de calle, vía telefónica y a evitar conversar con personas desconocidas, particularmente entre los jóvenes, al parecer más propensos a ser víctimas de este tipo de casos.

Sobre el tema, un mensaje circula a través de las redes sociales y se advierte sobre la importancia de no otorgar datos personales para evitar esta o cualquier otra forma de extorsión o delito.

13782157_10154003943528303_5122735748352020077_n13775525_10154003943723303_1808620791103368866_n

Con información de medios internacionales

Categorias
ACTUALIDAD
Sin comentarios

Deja un comentario

Relacionado con

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com