fbpx

EL PROCESO DE UN ALFEÑIQUE, EN LAS MANOS DE ARTESANOS SALMANTINOS.

Por: Valeria Guerrero Una de las tradiciones más representativas de México es el día de muertos, dentro de esta festividad se encuentran diferentes elementos que hacen una referencia total...

Por: Valeria Guerrero

Una de las tradiciones más representativas de México es el día de muertos, dentro de esta festividad se encuentran diferentes elementos que hacen una referencia total a la llegada de estas fechas.
Uno de estos elementos son los alfeñiques, dichos dulces  tienen una base de azúcar de caña y son procedentes de España.
Sin embargo, se dice que estos no son los primeros alfeñiques realizados en el país, sino que los antepasados realizaban estas figuras con amaranto u otros productos comestibles, pues antes de la llegada de los españoles no se conocía el azúcar de caña.
Después de que los españoles prohibieran el amaranto, la creación de estás figuras se empezó a realizar con azúcar rindiendo con ellas honor a los muertos, colocándose en los altares.
Actualmente esta tradicional forma de honorificar a los muertos sigue en auge gracias a las familias mexicanas que a través de generación en generación han ido heredando esta actividad.
Tal es el caso de la señora María Guadalupe, quien menciona que desde su juventud se ha dedicado a elaborar alfeñiques, ya que sus padres se dedicaban a producirlos desde que ella era niña.
La señora María mencionó que para realizar este tipo de figuras se tarda hasta una semana en terminarla ya que es un procedimiento largo, el dejar secar la figura, para posteriormente poder agregarle color y vida a estos alfeñiques.
Además, aseguró que mientras ella pueda seguir trabajando, no permitirá que dentro de su familia está tradición se pierda.

Para ella es importante seguir con esta significativa actividad, por lo que ha pasado este trabajo a sus hijos y nietos esperando que ellos continúen con ella por mucho más tiempo.
La señora María agregó que considera bastante especial realizar dicho trabajo ya que le permite recordar a sus padres pues a ellos les encantaba dedicarse a esto, a pesar de que no fuera la principal actividad a la que ellos se dedicaran.

A pesar de la dificultad económica que las bajas ventas puedan traerles, los comerciantes salmantinos se mantienen de pie y continuan con la creación y venta de estos dulces mexicanos, pues para ellos es importante mantener esta tradición mexicana y no dejarla perder.

Categorias
LOCAL
Sin comentarios

Deja un comentario

Publicidad:

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: