fbpx

B I Ó S F E R A

El cambio es necesario, pero ¿Por dónde empezar? Por: Manuel De la Torre Rivera Se necesitan cambios fundamentales en nuestros valores, instituciones y formas de vida.   La Carta...

El cambio es necesario, pero ¿Por dónde empezar?

Por: Manuel De la Torre Rivera

Se necesitan cambios fundamentales en nuestros valores, instituciones y formas de vida.

 

La Carta de la Tierra.

En artículos previos hemos establecido la necesidad de buscar un cambio en la estructura de nuestras sociedades ante la evidencia de una crisis civilizatoria cuyos rasgos comunes más relevantes son las crisis sistémicas: ambiental, sanitaria, económica y ética; que no son percibidas en la misma forma por cada una de las comunidades que conforman a toda la humanidad, esta situación de entrada plantea un problema complejo de toma de conciencia y análisis crítico de los pueblos de cada nación a la luz de su historia, cultura y tradiciones.

           Esa situación nos deja ver qué difícil es pretender reencausar la organización social en busca de un nuevo derrotero, porque es una tarea eminentemente política que demanda la participación comprometida de muchas voluntades y para ello, la comunidad ha desarrollado un instrumento fundamental que es la educación comunitaria que puede formar o deformar la organización y la conciencia social, dependiendo de la ética dominante del sistema político hegemónico: escuelas, iglesias, universidades, partidos políticos, medios informativos, empresas, organismos de la sociedad civil, entre otros de menor importancia.

      Definitivamente, cuando se trate de abordar algo amplio y complejo, lo mejor es empezar con algo concreto y simple, esto es, la familia, el barrio o una pequeña comunidad y cambiando pequeños hábitos, educando comunitariamente sobre la ventaja del cambio, esto es combinando la práctica con la teoría e intercambiando con otros la experiencia. ¿Lento?, ¡Sí!, pero cuando se tiene urgencia, no hay mejor manera. Para Biósfera lo importante es empezar por la Educación Ambiental de toda la población del municipio, por tanto empezaremos por el análisis crítico de lo que se ha hecho y lo que se ha dejado de hacer en esta materia en el municipio de Salamanca, Gto.

           Empecemos el análisis con el comentario de Teresita del Niño Jesús Maldonado, del Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable (Cecadesu) – [La Jornada 26-01-2021]:

La educación ambiental en México se realiza en condiciones poco favorables para su desarrollo y correcta aplicación en la vida pública del país, ya que no es valorada como estrategia básica por los tomadores de decisiones, sufre recortes presupuestales y sólo se estimula una visión limitada en lugar de construir una ciudadanía crítica… que favorezca su vinculación con otros asuntos globales como la paz, los derechos humanos, igualdad de género e interculturalidad”.

 

Con ese marco nacional de referencia, no debe extrañarnos que a nivel estatal y municipal la situación que prevalece es igual y ha ido a la baja con los últimos gobiernos panistas con base a que desde el 2005 el estado de Guanajuato cuenta con un Plan de Educación Ambiental [1] que fue antecedente para la Actualización del Plan de Educación Ambiental de Salamanca, Gto. del 2013, que han sido letra muerta para las posteriores administraciones y solamente han simulado un reducido número de acciones educativas ambientales inconexas entre sí.

La educación que es por naturaleza un esfuerzo comunitario en el que deben cooperar todos los sectores de la sociedad, se ha desdeñado la oferta de participación gratuita de diversas organizaciones de la sociedad civil como es el caso del propio Observatorio Ambiental Ciudadano Biósfera de esta ciudad, quienes han demostrado su compromiso civil participando con su personal en el Programa de Ordenamiento Ecológico Local del Municipio de Salamanca, Gto. [2], en la actualización del Reglamento de Ecología en el 2006 y en otras actividades ambientales como es la difusión entre diferentes sectores de la población de La Carta de la Tierra de las Naciones Unidas, entre otras.

El futuro demanda la participación comprometida de todos los sectores de la sociedad.

Salamanca, Gto., 31 de enero del 2021.

[1] PLAN DE EDUCACIÓN AMBIENTAL, CAPACITACIÓN PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE Y COMUNICACIÓN EDUCATIVA DEL ESTADO DE GUANAJUATO, Gobierno del Estado de Guanajuato, Semarnat y Universidad de Guanajuato, Gto. 2005.

[2] Consulta en la Liga: https://smaot.guanajuato.gob.mx/sitio/upload/articulos/125/files/Resumen_Ejecutivo_POEL_Salamanca.pdf

Categorias
BIÓSFERA
Sin comentarios

Deja un comentario

Publicidad:

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: