fbpx

LEYENDAS DE SALAMANCA ‘EL CALLEJÓN DEL DIABLO’.

En Salamanca existe un gran número de leyendas, las cuales han ido pasando de generación en generación, conservándose de esta manera hasta estos días. Una de las más nombradas...

En Salamanca existe un gran número de leyendas, las cuales han ido pasando de generación en generación, conservándose de esta manera hasta estos días.
Una de las más nombradas en el municipio es el ya conocido Callejón del diablo el cual se encuentra en la zona centro del municipio.
A pesar de que esta estrecha calle es bastante conocida por ese nombre, el verdadero nombre de vía es ‘Tres Guerras’.
Este callejón tiene un sinfín de versiones, pero la más mencionada entre los salmantinos es la aparición de un hombre con una apariencia extraña y que claro, va montado a caballo.
La historia de este callejón se resumen en la juventud de un hombre que vivía en Salamanca, quien al crecer salió de la ciudad para estudiar por decisión de sus padres, trasladándose de esta forma hasta la Ciudad de México.
Sin embargo, al regresar este joven se dio cuenta de que salamanca siendo en ese entonces un pueblo pequeño, no podía ofrecerle la vida y diversión a la que él estaba acostumbrado.
Un día cualquiera decidió salir de su casa buscando pasar la noche con sus amigos divirtiéndose y embriagándose, al regresar a su hogar, una bella mujer se le hizo presente pidiéndole que la acompañara, el joven al observarla quedó completamente impactado por su belleza y decidió seguirla, sin saber sus oscuras intenciones se fue con ella y llegando justamente a esta calle ‘Tres Guerras’, donde en ese entonces se encontraba el molino de maíz del municipio el chico se dio cuenta de que en realidad no estaba siguiendo a una joven, sino al mismo demonio quien aprovechándose de su vulnerabilidad lo atrajo hasta ese lugar, donde el joven sufriría de graves lesiones que posteriormente causarían su muerte.
Desde entonces, se dice que en dicha calle a altas horas de la noche, se puede observar de manera constante a un joven con los ojos completamente rojos montado a caballo, adoptando así el nombre de ‘Callejón del diablo’ siendo los mismos ciudadanos quienes le pusieron este nombre y quienes se han encargado de mantenerlo hasta estos días.

Categorias
ESPECIALES
Sin comentarios

Deja un comentario

Publicidad:

Relacionado con

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: