LA REFINERA

La sangre se derrama, Betty se lava las manos.  ¿Y la austeridad Betty? Seguimos esperando que las lámparas minimicen hechos delictivos No se puede eludir, cierran comercios por inseguridad. ...

La sangre se derrama, Betty se lava las manos. 

¿Y la austeridad Betty?

Seguimos esperando que las lámparas minimicen hechos delictivos

No se puede eludir, cierran comercios por inseguridad. 

Cada vez más, Salamanca se pierde en medio del crimen, la sangre se derrama entre  en las calles, en las familias, entre inocentes, cada vez es más grande la inmolación.
La intranquilidad se apodera de la humanidad, el miedo crece y en otros casos los crímenes se vuelven manías, nos estamos destruyendo entre nosotros y no emergen ideales, nadie se detiene un momento a cavilar, a reflexionar qué es lo que estamos haciendo. La gran mayoría no tenemos mucho qué hacer ni cómo hacerlo pero muchos otros, los que nos representan, continúan perdidos en su soberbia en el hambre de supremacía, se exigen entre ellos, se rivalizan, se desunen, se contraponen y no hay solución.
¿Qué es verdaderamente lo que les interesa a quienes gobiernan? Solo hacer creer que son benévolos mientras en la opacidad se enriquecen poco a poco y fingen amar lo que en realidad no les importa una minucia.
En fin, mientras la sangre se derrama en nuestra querida Salamanca, la primera edil echa culpa, se lava las manos, olvida sus promesas y se olvida de su frase célebre y de falacia »seguridad para todos», es otra de sus tantas y tantas mentiras. 

¿Y la austeridad?
Resulta que Beatriz Hernández Cruz presentó su primer informe de desgobierno a finales de septiembre y cabe destacar que antes de que le aprobaran esta actividad en el Cabildo, ella ya había mandado a hacer lonas, baners, playeras, sombrillas y demás souvenirs que por cierto se fueron a la basura (tengo las pruebas) y después se lanzó al ruedo a »informar» toooodos los súper beneficios que según su quimera le ha traído a los salmantinos, pero lo que no informó fue que se gastó más de 730 mil pesos en objetos innecesarios, costosas flores, podium de cristal templado, carpas de lujo, ¡hasta aplaudidores!, o sea más contaminantes de plástico, prácticamente hizo una fiesta para recibir adulaciones, como si se lo mereciera.

Lo más patético es que mientras se requiere invertir en seguridad, becas, programas, entre otras prioridades, Betty Blue hace su fiesta, acarrea personas, regala como si le costara a ella y finge que toda va bien. ¿Por qué se empeña en gastar y gastar? ¿Por qué a toda costa utilizar nuestro dinero en cosas que no necesitamos?
¿Y LA AUSTERIDAD SEÑORA ALCALDESA?
La munícipe de plano está en la luna y viviendo tal cual soñó,  como reina junto con su familia, mientras que una mayoría carece de lo básico, es lastimoso que gente así lleve las riendas y de un lugar tan menesterosos como lo es nuestra amada  ciudad.
¿Dónde tendrá guardados los principios de Morena? ¿Ya los tiró al fango? ¿A dónde pertenece? ¿Quién es realmente María Beatriz Hernández Cruz? Los ciudadanos de bien tenemos realmente muchas preguntas y varias respuestas, entre ellas, las más relevante son que a Betty no le importa su pueblo, la segunda es que no sabe gobernar y la tercera es que disfruta mucho del erario. ¿Alguien tiene alguna duda? ¡Que vuelva a leer la historia!

Seguimos esperando que las lámparas minimicen hechos delictivos

No se me olvida que Betty gastó 42 millones de pesos en lámparas de baja calidad para combatir la inseguridad, hasta lo hizo por adjudicación directa según ella porque era una decisión de de «vida y muerte», tal parece que su estrategia de primer mundo no ha surtido efecto pues en lugar de que disminuya la violencia y la inseguridad, continúan los actos violentos y crecen a pasos agigantados.

Ella que «inocentemente» creyó que con sus lamparitas iba a minimizar el problema más grande de Salamanca; ¿nadie le dijo a sus hermanos que era una pésima idea? por eso y muchas otras acciones ya nadie le cree, ni ella misma se cree sus propias mentiras, vemos en ella una figura autoritaria que para nada es aceptada por la mayoría, simplemente porque ninguna de sus más grandes promesas se ha vuelto realidad, que alguien le diga que comprar lámparas, una Suburban, gastar en restaurantes, derrochar, irse de viaje, NO ES GOBERNAR.

Lo único que me queda es desearle el bien y creer que pronto dejará atrás su soberbia y sus ganas de llevarse lo que nos pertenece; mientras, me sentaré a esperar que sus luminarias terminen con el ambiente fúnebre que vivimos todos los días, tal como lo prometió. 

No se puede eludir, cierran comercios por inseguridad. 

Lo que no podemos eludir, es que tantos hechos de inseguridad, están destruyendo el patrimonio de familias salmantinas quienes ante lamentables hechos, han tenido que cerrar definitivamente sus negocios por el famoso y el lamentable cobro de piso, amenazas, robos, asaltos y otros males, todo ello está dejando que Salamanca se vulnere todavía más y es que esta semana trascendió el cierre de dos negocios de antaño ¡qué lamentable! porque nadie, absolutamente ninguna autoridad, de ningún nivel se va a hacer responsable de los daños económicos y patrimoniales que sin duda les va dejar a las familias y a los trabajadores de estos establecimientos, pero de estos hechos, Betty no declara, no acepta que vivimos en una entidad ingobernable. 

Categorias
EDITORIALES
2 Comentarios de esta entrada.
  • Miguel
    14 octubre 2019 at 3:21 PM
    Deja una Respuesta

    mentalidad de seguir de diputada, esto es porque en esa curul nadie la vio después de prodigarse en prometer lo que nunca cumplió en la mediocre campaña que la llevó a la curul, sino que alguien me diga si se dejo ver por donde anduvo haciéndo falsas promesas a cambio del voto a su favor, ¡¡señora, como diputada supo esconderse para no cumplir, no es lo mismo como alcaldesa, este puesto requiere dar la cara a la ciudadanía y no mostrarse soberbia, con todo respeto

  • MBA Francisco Romero Orozco
    16 octubre 2019 at 12:25 PM
    Deja una Respuesta

    A ESTA PUDRICION NACIONAL JUNTO CON SU VIOLENCIA SOCIAL SE LE LLAMA NEOLIBERALISMO. Todavía existen politicos y burocratas que defienden ese modelo puesto que les conviene. La castración de niños para videos , venta de sus órganos , etc. todo ese perverso actuar de los políticos se le llama NEOLIBERALISMO. Por eso el Presidente al declararse enemigo de ese salvaje modelo económico social justifica su estancia en Palacio Nacional con todo y sus aciertos y errores.

  • Deja un comentario

    Publicidad:

    Relacionado con

    WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
    A %d blogueros les gusta esto: